Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando el arte era el mensaje

Bancaja revive el momento de eclosión del moderno cartel publicitario

Obra de Alexandre de Riquer en la exposición inaugurada por Bancaja.
Obra de Alexandre de Riquer en la exposición inaugurada por Bancaja.

Dos piezas de Henri Toulouse-Lautrec y Jules Chéret, padres del moderno cartel concebido como obra de arte, encabezan la exposición inaugurada este martes en la Fundación Bancaja de Valenciacon cien carteles, datados entre 1890 y 1918, que trata de explicar el origen del arte publicitario a través de los fondos del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MANC). La selección permite apreciar la influencia de los indiscutibles maestros sobre autores como Ramón Casas o Alphonse Mucha.

La nota aglutinante es el eclecticismo, dada la confluencia en ese periodo de distintas corrientes artísticas, como el modernismo y el simbolismo, como subrayó el comisario de la muestra, Francesc Quilez. También ha subrayado la importancia temática de la figura femenina, convertida en un auténtico reclamo publicitario que iba más allá de la imagen convencional femenina, así como la fascinación propia de la época por las máquinas.

Se trata de una exposición nada supersticiosa puesto que se ha inaugurado en martes y 13 con el famoso gato negro del cabaret francés del mismo nombre, inmortalizado por Théophile Steinlen, presidiendo la presentación. A su lado, se pueden ver los trabajos de distintos formatos firmados por artistas franceses, norteamericanos y españoles. Entre ellos, Leonetto Capiello, que ha llegado a ser etiquetado como padre de la publicidad moderna, y del que aparece una de sus populares escenas sugiriendo las bondades de la ingestión de absenta. O la artista estadounidense Ethel Reed, de la cual se ha incluido un espléndido anuncio de Folly or saintliness, que es la versión USA de la Locura o santidad escrita por el español José Echegaray. De Toulouse-Lautrec puede verse uno de los carteles dedicados a May Belfort, su modelo predilecta.

En total son 46 autores, de los cuales algunos están ampliamente representados, como Qiilliam H. Bradley, Edward Penfield o Henri Privat-Livemont o John Hassall. Entre los españoles, destacan, además de Casas, Santiago Rusiñol, Alexandre de Riquer, Adrià Gual y el valenciano Francisco de Cidón, un discípulo de Sorolla bien representado en la muestra con cuatro carteles.

Esta es la segunda vez que una selección de la colección de carteles del MNAC se exhibe al público. La primera fue en 2007 en Barcelona y la muestra de Bancaja supone una nueva presentación en la que se han incluido cinco piezas inéditas: Copa Cuesta Ordal, de Ramón Baixeras; Real Automóvil Club de Cataluña, de Casas; Antigua Casa Soteras y Perfumería Ladivfer de Cidón, y Antigua Casa Franch, de Riquer. La exposición, titulada 1900. El origen del arte publicitario, podrá visitarse en la Fundación Bancaja hasta el 26 de agosto próximo.