Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
música

Noche de cine en el Auditorio

La Film Symphony Orchestra llega al coliseo de Madrid con un programa basado en la obra de John Williams

El director Martínez-Orts y Darth Vader, en uno de los conciertos. Ampliar foto
El director Martínez-Orts y Darth Vader, en uno de los conciertos.

El sueño del director Constantino Martínez-Orts comenzó una tarde en Valencia. Un concierto basado en la música del compositor John Barry para la Mostra de Valencia le demostró que la música de cine tiene tirón, y se lanzó a montar la primera orquesta dedicada al repertorio cinematográfico de nuestro país, la Film Symphony Orchestra. Esta noche llega al Auditorio Nacional con una apuesta segura: las bandas sonoras de John Williams.

“Mucha gente me dice que conoce las películas que están en el programa pero que John Williams quién es. Por eso tengo la necesidad de ser profeta y de que la gente conozca a un músico de esa talla”, explica el director. Williams, con una carrera de vértigo a sus espaldas —cinco Oscar y 45 nominaciones— cumple 80 años y Martínez-Orts ha decidido rendirle homenaje con una gira que durante el mes de marzo recorrerá 25 ciudades españolas. “Y no vamos a dar más conciertos porque a esos auditorios no les interesaba la idea”, aclara el director.

Martínez-Orts se lanzó a la piscina el invierno pasado. Fundar una orquesta en los tiempos que corren es más que ir contracorriente, sobre todo porque el capital lo pone el propio director, al ser una iniciativa privada en la que él es promotor y responsable artístico. “Como el año que viene España estará peor aún, creo que este era el momento de hacerlo”, explica Martínez-Orts, que durante esta gira ha tenido que compartir podio con personajes tan respetables como Darth Vader. “En algunas ciudades hay muchos que vienen disfrazados de los personajes de Star Wars. Al público le encanta”, comenta. Y debe tener razón: en Zaragoza tuvieron lleno completo en un auditorio de 2.000 localidades y tuvieron que hacer cuatro bises.

Pero para Martínez-Orts y sus 70 músicos Madrid es un lugar crucial. No solo porque marque el ecuador de esta gira, sino porque lo recibe uno de los templos de la clásica: el Auditorio Nacional. Será su primera vez en el coliseo de Príncipe de Vergara, pero afirma que no tiene miedo aunque sí respeto, y que “ya están agotadas casi las 2.300 localidades”. De hecho, durante la gira han ido alternando dos programas distintos —“abarcamos casi todo lo que está editado de John Williams”—, pero ayer por la noche aún no sabía qué se tocará en Madrid. “Estaba programado el segundo tipo de concierto, pero se barajan cambios. Hay mucha gente que nos ha escrito diciendo que quieren escuchar E.T. y Jurassic Park, que son del programa uno. Y hay que escuchar al público”, comenta.

La música de John Williams es épica, orquestada con grandiosidad y con una habilidad para quedarse en el imaginario colectivo. “Cuestionar la música de John Williams sería como cuestionar los conciertos de Año Nuevo”, comenta Martínez-Orts. En este concierto estarán no solo las grandes obras de Williams, muchas de ellas fruto del exitoso tándem con Steven Spielberg, sino también las más desconocidas y que el director considera “joyas”, como la banda sonora de Las cenizas de Ángela, la sintonía de los informativos de la NBC o las fanfarrias de los Juegos Olímpicos —Williams compuso las de Los Ángeles, Atlanta, Seúl y Salt Lake City—.

Martínez-Orts aprovecha la ocasión para reivindicar el repertorio cinematográfico como un reclamo para el público que está poco explotado en España. “Queremos que la gente no haga un sesgo con la música de cine”, comenta el director. “En las orquestas españolas no se tratan las bandas sonoras con el cariño y la seriedad que se merecen”, explica en referencia a los programas ocasionales que tienen los conjuntos sinfónicos, pero que no pasa de ser algo anecdótico dentro de su programación. “Tenemos la música de un siglo desde el cine mudo, pasando por la posibilidad de hacer monográficos compositor-director como el caso de Spielberg-Williams”, dice.

Por ahora planean una gira anual, por lo que admite que los músicos de la orquesta no podrán vivir exclusivamente de esto por el momento. “Pero no es algo efímero, llevo mucho tiempo pensando programas de conciertos. Pensamos en festivales de cine y en ser la orquesta que toque las bandas sonoras del cine español. Esta gira de Williams, más que un pistoletazo, es un cañonazo de salida. A partir de ahora, toca seguir”, explica el director. Por ahora solo han recibido aplausos. Algo que ha dado confianza a un director que se mostraba inquieto ante la apertura de esta gira el pasado 29 de febrero en Ronda, de cuyo éxito depende que repitan en invierno con las músicas de James Bond, la misma con la que empezó esta aventura una tarde en Valencia.

The Film Symphony Orchestra. Esta noche a las 19.30 en el Auditorio Nacional. Entradas: de 20 a 35 euros

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram