Un niño pierde cuatro dedos de una mano al manipular un petardo en Burjassot

El accidente se registró tras una mascletà en el Ayuntamiento de Burjassot La Policía Local de Valencia decomisa 579 petardos en 70 inspecciones

Un niño de nueve años ha perdido cuatro dedos de una mano tras una explosión producida, al parecer, "al manipular los restos de una minimascletá" que se había disparado el domingo en la plaza del Ayuntamiento de Burjassot, en el área metropolitana de Valencia.

Según ha explicado un portavoz del Ayuntamiento, la minimascletá se disparó a las 14.30 horas y cuando finalizó se recogieron los restos y se rodeó el recinto con unas vallas a la espera de que esos mismos restos fueran retirados por los servicios de limpieza.

Al parecer, los menores recogieron algún resto que no había detonado e intentaron encenderlo, momento en que el petardo explotó.

Sobre las 15.00 horas, según el relato municipal, en el retén de la Policía Local se personaron dos niños acompañados de familiares. Uno de los pequeños presentaba "daño por explosión en la mano que afectaba a varios dedos" y el otro "tenía afectado parte del rostro".

Tras realizarles una cura de primeros auxilios, los agentes trasladaron a los menores al servicio de urgencias del centro de especialidades de Burjassot, desde donde posteriormente fueron trasladados al Hospital La Fe de Valencia.

La Policía Local de Valencia ha realizado 70 inspecciones en locales que distribuyen productos pirotécnicos desde el arranque de las fiestas de Fallas y han interpuesto 23 denuncias por incumplimiento de las normas de seguridad o de normas administrativas. En dos de los locales inspeccionados, además de las denuncias, se han decomisado las 579 unidades de carretillas y borrachos, productos clasificados como peligrosos.

Según la Policía, uno de los locales tenía prohibida su venta y en el otro el etiquetado era incorrecto. Por este motivo, el material pirotécnico fue decomisado y trasladado a la Guardia Civil para su depósito.

La Policía Local también intenta poner coto a las carreras de ciclomotores posteriores a la congregación masiva en cada mascletà. Los agentes han controlado el miércoles 1.658 ciclomotores y motocicletas en diferentes puntos de la ciudad, han interpuesto 189 denuncias e inmovilizado 18 vehículos, 16 de ellos por circular sin seguro obligatorio. La mayor parte de las denuncias fue por circular sin casco (54), 14 por no tener seguro obligatorio, siete por no pasar la ITV y 109 por diversas causas. En materia de seguridad ciudadana, ha identificado a 297 personas y ha detenido a 20; mientras que en controles de alcoholemia, ha examinado a 62 vehículos, en los que ha puesto 12 denuncias por positivo y ha detenido a 16 conductores que sobrepasaban los 0,6 establecidos en la ley.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS