Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CORTES VALENCIANAS

La oposición obliga al PP a pactar una iniciativa sobre los bebés robados

Los populares habían rechazado hace 15 días una propuesta de EU sobre el mismo tema

Marisol Llinares, del PP, en la tribuna del hemiciclo.
Marisol Llinares, del PP, en la tribuna del hemiciclo.

El PP ha defendido esta mañana en las Cortes Valencianas una propuesta de apoyo a las madres de bebés robados después de que el pasado 22 de febrero rechazara una proposición no de ley de Esquerra Unida —apoyada por PSOE y Compromís— para crear una comisión de investigación de los casos denunciados en la Comunidad Valenciana. Los populares sí apoyaron una proposición prácticamente idéntica en el Parlamento vasco.

Al final, pese a que tenía intención de aprobar su proposición no de ley en solitario, se ha visto obligado a pactar con la oposición mediante una enmienda transaccional en la que se aprueba la creación de una comisión interdepartamental para aclarar los robos de bebés y las adopciones ilegales de recién nacidos. En esa comisión estarán representadas las consejerías de Justicia y Bienestar Social, Gobernación y Sanidad.

La iniciativa de las Cortes suscrita tras una negociación por todos los portavoces parlamentarios urge a las diputaciones y ayuntamientos a "agilizar" los trámites administrativos en relación con sus hospitales, cementerios y archivos con el fin de esclarecer los casos denunciados. El parlamento valenciano, asimismo, expresa su "compromiso, comprensión y solidaridad" con las víctimas del robo de sus bebés, pide a la Generalitat que colabore con la Justicia y los afectados y al Gobierno que preste "especial atención" a los afectados.  

La diputada del PP valenciano Marisol Llinares, que ha defendido al iniciarse el pleno la proposición no de ley de su partido, ha admitido que este es "uno de los episodios más tristes de nuestra reciente historia", al tiempo que ha pedido que no se politice el problema. El PP propone ahora crear una comisión interdepartamental para "apoyar sobre todo a las mujeres a las que se negó el derecho a vivir con sus hijos biológicos". "Nos consta que la fiscalía está actuando”, ha asegurado Llinares.

La oposición urge a actuar ante la posible prescripción de los delitos

Esther López, de Esquerra Unida, ha replicado al PP que el consenso hay que buscarlo, especialmente en un momento en el que se discute si los delitos por robo de niños han prescrito. "Es un delito de lesa humanidad, que no prescribe", ha asegurado la diputada. "Hay que depurar responsabilidades políticas", ha incidido López, que ha preguntado al PP: "¿Dónde pone en su propuesta que se insta a la Iglesia católica a abrir sus archivos para ponerlos a disposición de los órganos correspondientes?". López ha reiterado la petición de crear una comisión de investigación en territorio valenciano. Además, EU propone que se inste al Gobierno a crear un banco de ADN y que se pida al Congreso de los Diputados que también cree una comisión de investigación. Tras el acuerdo para aprobar la enmienda transaccional a la proposición no de ley del PP, López ha señalado: "Es solo el principio y llegaremos hasta donde tengamos que llegar".

A la solicitud de un registro de ADN se ha sumado Mònica Oltra, de Compromís, que ha acusado al PP de "sectarismo" y ha destacado que se podía haber aprobado la propuesta de Esquerra Unida en el pleno anterior sobre bebés robados, que el PP rechazó. "Su objetivo es hacer partidismo", ha criticado Oltra. La diputada también pide que se cree una comisión de investigación de personas, instituciones y entidades implicadas en el robo de bebés. Cita concretamente a la Casa Cuna Santa Isabel. Tras el debate y acuerdo, Oltra ha manifestado que la alterntiva aprobada "mejora" la propuesta del PP, pero no es la mejor.

La socialista Modesta Salazar, por su parte, ha recordado al PP que rechazó la propuesta de Esquerra Unida. "Hace 15 días perdieron la oportunidad de un gran acuerdo", ha subrayado la diputada, que ha añadido: "Mójense, ayuden a que encuentren a sus hijos". Para Salazar, el PP parece que tiene miedo a abordar este problema en profundidad porque detrás hay “gente bastante poderosa”. La diputada socialista ha subrayado que la investigación de bebés robados corre prisa porque los delitos pueden prescribir a los 20 años y ha propuesto una Agencia de Víctimas de Afectados.

"¡Cuánta demagogia! A solidarios no nos va a ganar nadie", ha replicado a la oposición Llinares mientras López ha retado al PP a una transaccional. Al no haber respuesta, le ha espetado: "No me venga con acusaciones de demagogia".

La arremetida ha tenido éxito y, al final, el PP se ha avenido a negociar con los grupos de la oposición una redacción que pudiera ser votada conjuntamente. Salazar ha destacado al respecto que el acuerdo será solo "un punto de partida" y que no le satisface. "Cuando todo esto llegue a Estrasburgo, la imagen que va a dar la Comunidad Valenciana va a ser, como siempre, bastante lamentable", ha añadido la diputada socialista.

Nuevo consejero de RTVV

La mayoría del PP, además, ha designado al alcalde de Enguera (Valencia), Santiago Arévalo Arce, nuevo miembro del consejo de Administración de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), en sustitución de Sagrario Sánchez, quien renunció al cargo el pasado febrero para tomar posesión como diputada en las Cortes tras la vacante de Paula Sánchez de León, nombrada delegada del Gobierno.

Previamente a la votación, el portavoz de Compromís, Enric Morera, ha tomado la palabra para mostrar su rechazo a este nombramiento porque considera que Arévalo "no está capacitado" para desarrollar su función en RTVV y "no es compatible" el cargo con empresas del nuevo consejero. No obstante, el presidente de las Cortes, Juan Cotino, ha asegurado que, según los datos de que dispone la Mesa, eso no es así. Tras el escrutinio, Morera ha anunciado que su grupo presentará un recurso a la votación porque considera que existe un "conflicto de intereses evidente entre la actividad particular y las empresas de Santiago Arévalo con RTVV". En este sentido, los diputados de Compromís han escrito en las papeletas de la votación, el mensaje: “Votación fraudulenta”.