Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía investiga la reelección del alcalde de Navajas

El Ayuntamiento debería haber relevado a Torres diez días después de su inhabilitación

Los concejales que le votaron pueden haber incurrido en un delito de prevaricación

El Ayuntamiento de Navajas convocó el martes un pleno extraordinario para devolver la alcaldía a José Vicente Torres (PP) después de que este lunes finalizara el plazo de seis meses de inhabilitación que le impuso el juzgado de lo Penal 3 de Castellón, que le condenó por desobediencia a la autoridad judicial debido a su “pasividad reiterada” para ejecutar una sentencia. Ahora, la ejecución de este fallo de inhabilitación y su nombramiento en el pleno están también siendo objeto de investigación.

La Fiscalía de Castellón anunció que están estudiando la incoación de diligencias “para determinar si el secretario del Ayuntamiento de Navajas y los concejales que han votado el nombramiento de Torres como alcalde pueden haber incurrido en un delito de prevaricación”. Cabe recordar que la oposición sólo tuvo conocimiento de que Torres estaba inhabilitado en febrero, cinco meses después de que fuera efectiva por sentencia. Según el Reglamento Orgánico de Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, el Ayuntamiento debería haber convocado en un plazo de diez días desde que el fallo era firme un pleno extraordinario para la elección del nuevo alcalde. Algo que no se ha hecho en Navajas. “Si esto no se ha realizado, todo lo demás es nulo”, aclaró el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Valencia, José Luis Martínez Morales.

Torres realizó además declaraciones en calidad de alcalde después de que un hombre falleciera en los festejos taurinos del pueblo. La aparición levantó los rumores y llevó a la oposición a conocer que estaba incapacitado por sentencia. La fiscalía abrió diligencias por un posible delito de quebrantamiento de condena.

Tras la polémica suscitada, y después de que el tribunal comunicara al Ayuntamiento que Torres, tras el plazo de inhabilitación para cargo público, no recuperaría su cargo si no pasaba por un proceso electoral, el regidor pidió una aclaración al juzgado que concretó que la condena no afectaba a su acta de concejal.

Por ello, el Ayuntamiento convocó ayer un pleno para devolverle el cargo de alcalde en una sesión de cinco minutos en la que no se dio la palabra a la oposición y en la que el propio Torres dio instrucciones a la hasta entonces alcaldesa en funciones, Amalia Sabio, para llevar la sesión. El PSPV calificó el pleno de “insólito” y “esperpéntico”.

 

Más información