Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía nacional, acusado de agredir sexualmente a una prostituta en Marconi

El agente se enfrenta a una condena de 12 años de cárcel por un delito de detención ilegal y otro de agredir a una prostituta en el polígono de Marconi (Villaverde)

Él afirma que la mujer accedió a mantener relaciones sexuales tras el pago de 15 euros

El policía nacional adscrito a la Brigada Provincial de Policía Judicial Víctor Moreno Guerrero, de 30 años, se enfrenta desde ayer a una petición de condena de 12 años de cárcel como supuesto autor de un delito de detención ilegal y otro de agredir a una prostituta en el polígono industrial de Marconi (Villaverde). El agente afirmó en la primera sesión del juicio que pagó a la mujer 15 euros y que esta accedió a mantener relaciones sexuales tras el pago de esa cantidad.

 Los hechos ocurrieron alrededor de las 23.30 del 9 de febrero de 2011, cuando el policía, adscrito a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), fue a la calle de Bascuñuelos y contactó con Nancy Peter. Cuando estaba hablando con la joven, apareció una patrulla de la Policía Municipal. Según el relato del fiscal, exhibió su placa y carné profesional a los agentes y les dijo que estaba investigando un asunto relacionado con un secuestro del hijo de un comisario y que la mujer, Nancy Peter, tenía información.

Acto seguido sacó unas bridas y esposó a la mujer con la excusa de llevarla a la comisaría. Argumentó que estaba de forma irregular en España. Después, según el ministerio público, acudió a un lugar apartado y agredió sexualmente a la mujer, que en un momento dado pudo escapar desnuda y ser ayudada por un taxista.

El imputado, que estuvo tranquilo en todo momento, aseguró que se pasó por el polígono Marconi antes de irse a casa, tras haber estado cenando con unos compañeros del trabajo. Se mostró avergonzado por haber contratado los servicios de una prostituta, pero mantuvo que en ningún momento la forzó en contra su voluntad. “Acepté los 15 euros que me pedía por el servicio y ella se subió voluntariamente al coche”, afirmó el agente, que mantuvo que no había consumido alcohol ni drogas antes de quedar con la prostituta. “No estaba de servicio en ese momento”, agregó.

Por su parte, la víctima, Nancy Peter, originaria de Sierra Leona, explicó que el acusado, antes de abusar de ella, la empujó dentro del coche, la ató, sacó un cuchillo, la golpeó y después arrancó el coche.

La vista tuvo que ser interrumpida varios minutos para que la mujer, que declaraba con traductora de inglés, se calmara. Nancy Peter aprovechó un descuido del procesado para escapar del vehículo completamente desnuda. Entonces paró a un taxista que la trasladó a Getafe donde denunció la agresión en la comisaría.

La defensa del policía, que ejerce la letrada Miriam Vergara, preguntó a Nancy si había mentido acerca de los hechos denunciados para evitar ser repatriada, a lo que ésta ha contestado: “Yo nunca he mentido y Dios está conmigo”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información