Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Fallera, a ti también te afecta"

Doscientos estudiantes corean consignas bajo el balcón del Ayuntamiento de Valencia

Un estudiante exhibe una pancarta en inglés que reza: "No podemos permitirnos una educación pública, pero nos encanta quemar dinero público".
Un estudiante exhibe una pancarta en inglés que reza: "No podemos permitirnos una educación pública, pero nos encanta quemar dinero público".

"A ti, fallera, también te afecta", gritaban esta mañana los dos centenares de personas reunidas frente al balcón del Ayuntamiento de Valencia que protestaban contra los recortes en educación publica. La mascletà, que se dispara diariamente, se ha convertido en un escenario perfecto para proferir quejas al Gobierno.

Hoy tocaba la educación pública, pero la mezcla de ideas y de métodos de protesta ha sido la tónica este segundo día de pirotecnia. Globos negros, cacerolas, pitos o tarjetas rojas: todo valía con tal de reprochar una gama de agravios contra la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. "Señor pirotécnico, puede comenzar el recorte", rezaba una de las pancartas.

"Yo tengo complicado estar aquí todos los días, pero los que pueda vendré", reconocía Roberto Hernández, que realiza prácticas en la administración y el horario le impide acudir a diario. Está junto a María Disla, una estudiante de psicología que cree que "el fin de semana habrá más gente".

Las protestas ya tienen un calendario para los 19 días que duran las mascletades. A Albert Staromiejski, cámara de televisión, sin embargo, no le afecta para la asistencia diaria: "Yo salgo a la una y media y me pasaré cada día", explica, "porque a mí me afectan los recortes en el sueldo, a mi hijo en su instituto y a mi madre en la dependencia, y puedo seguir contando", concluye.

Un grupo irredento de unas veinte personas ha permanecido más allá de la ensordecedora música. Mientras los coches de limpieza transitaban la zona, ellos gritaban "La basura está ahí dentro", señalando al Ayuntamiento. Al final, media hora más tarde de los siete minutos de pirotecnia de los Hermanos Ferrández, el tráfico ha regresado y ellos se han disuelto: "Mañana nos separamos, para que nos vean mejor y no hagan oídos sordos", se despedían.

Ayer, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que se asomó junto a Barberá al balcón, aseguró que "sólo oyó la máscleta".