Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de juzgados y magistrados colapsa la justicia en Alicante

El atasco ya obliga a trasladar vistas orales al año 2013

La falta de juzgados y de magistrados está dejando al borde del colapso el partido judicial de Alicante, según denunció este jueves su decano, el magistrado Juan Carlos Cerón, en la presentación de la memoria de 2011. La planta judicial de este partido, noveno de España por el volumen de asuntos, ha recibido en los últimos tres años más del doble de causas (unas 3.000) de su capacidad recomendada (1.400).

Esta sobrecarga está provocando ya los primeros daños colaterales para los usuarios. Los dos perjuicios más destacados para los ciudadanos son el retraso en el señalamiento de los juicios y en la ejecución de sentencias. “Esta insuficiencia de medios está provocando que los señalamientos de los juicios sufran cada vez más retrasos, lo que supone que se resienta la tutela judicial efectiva, por tardía”, argumentó el magistrado.

Los juzgados que mayor número de asuntos reciben son los de Primera Instancia (doce en total, dos ellos especializados en familia), que el pasado año tramitaron un total de 30.374 casos. Mientras, el retraso en la ejecución de sentencias afecta de manera más destacada a los juzgados de Lo Penal (ocho en total) que el pasado año recibieron un total 9.145 asuntos.

A juicio del decano, sería necesaria y de “manera urgente” la puesta en funcionamiento de 14 nuevas oficinas judiciales en Alicante. “El dato está incluido en el informe de la situación de los órganos unipersonales en España elaborado por el Consejo General del Poder Judicial y aprobado en mayo de 2011”, resaltó Cerón.

El atasco que sufren los juzgados del partido de Alicante por la falta de medios materiales y humanos está provocando que el retraso en el señalamiento de vistas se demore hasta en un año desde que los magistrados decretan la apertura de juicio de oral en los distintos sumarios. Según aseguró ayer el decano de este partido judicial, Juan Carlos Cerón, algunos juzgados están señalando ya juicios para 2013.

Y, junto a la demora de los señalamientos, otra consecuencia añadida es el retraso en la ejecución de las sentencias, sobre todo en el ámbito de lo Contencioso-administrativo y de Lo Penal. Cerón no pudo cuantificar el volumen de sentencias pendientes de ejecutar, aunque sí admitió “que en algunos casos ya han prescrito” ante la imposibilidad material de comunicarlas. Para combatir este problema, el decano aseguró que va a proponer a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia un “plan de apoyo urgente para la tramitación de las ejecutorias pendientes”.

En cuanto a los 14 nuevos juzgados que considera necesarios para aliviar la carga de los actuales, el decano consideró que los de mayor urgencia son tres de Primera Instancia, uno de Lo Contencioso-administrativo, cuatro más de Lo Penal, y dos de Instrucción. En este último apartado, Cerón insistió en la necesidad de poner en marcha “un servicio de guardia de incidencias, ya que en últimos estos meses se llega a atender a más de 40 detenidos diarios”.

Menores

El decano destacó la subida de asuntos que recibieron el pasado año los Juzgados de Menores (tres en la actualidad), con un total de 1.441 casos, por 1.183 en 2010. No obstante, en cuanto a estos juzgados el decano puso el énfasis en sus precarias condiciones materiales. “Las instalaciones donde están ubicados presentan problemas de atención a las víctimas de los delitos, por falta de espacios adecuados para la separación y el trato personalizado de las mismas”, dijo. “Este problema es especialmente relevante, dado que se trata de menores”, añadió.

Cerón abundó en el problema de la sobrecarga de asuntos, del que tampoco escapan los Juzgados de Familia, “con un exceso de entrada de casos por efectos de la crisis económica”. En 2011 estos juzgados recibieron 3.497 causas, frente a las 3.277 que se repartieron en 2010.

El decano se hizo eco de la histórica demanda de la judicatura de Alicante: la puesta en marcha de la Ciudad de la Justicia, con el objetivo de “dignificar la función jurisdiccional”, puntualizó Cerón.

 

Más información