Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado en un galpón de Tomiño uno de los mayores alijos de heroína

Los cerca de 80 kilos de droga estaban ocultos en cajas fuertes y son de procedencia turca

Cinco detenidos en la operación dirigida por la Guardia Civil

La Guardia Civil ha desmantelado una banda de traficantes compuesta por cinco personas, tres gallegos y dos portugueses, en una operación con la que ha abortado la venta de un enorme alijo de heroína que podría ser el mayor de los intervenidos en Galicia. A la espera de los contrastes de las analíticas y el pesaje definitivo, la investigación apunta a que los fardos localizados, de procedencia turca, podrían superar los 80 kilogramos. La droga estaba distribuida en varias cajas fuertes y ocultas en un galpón anexo a una vivienda del municipio pontevedrés de Tomiño, simuladas bajo estiércol de animales.

Entre la heroína aparecieron varios kilos de cocaína que también se están analizando. Fue precisamente la venta de esta sustancia por parte de dos de los detenidos la que interceptaron los agentes que pusieron en marcha el operativo final desarrollado el pasado miércoles y que sigue abierto.

Las investigación dirigida por el juez de Cambados Juan Carlos Carballal permitió la detención de los tres gallegos que supuestamente operaban en el Baixo Miño como distribuidores. Al principal responsable del alijo, J.G.R., se le intervinieron las llaves de las cajas fuertes donde estaba la droga. Los portugueses son los presuntos proveedores.

El seguimiento del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil de Pontevedra durante los últimos meses constató una forma de trabajar “muy cuidadosa y profesional” por parte de los detenidos, según indicaron fuentes judiciales, por lo que resultó una investigación paciente y compleja, apuntaron.

Las mismas fuentes confirmaron que ninguno de los detenidos, que hoy pasarán a disposición judicial, tiene antecedentes de narcotráfico. Tampoco se tiene por el momento constancia del historial de los portugueses implicados. El negocio fuerte de la red era la introducción y distribución de heroína, una actividad que según los investigadores “conocían perfectamente, haciendo alarde de una gran experiencia”. Se cree que la droga entró por las Rías Baixas desde Portugal, un tráfico alimentado por las mafias del Este

Este alijo de heroína es el quinto en importancia intervenido en Galicia en los últimos 11 años. El mayor fue incautado en Porriño en 2001 con más de 70 kilogramos de peso. El último, de 12 kilos, se capturó en Tui en enero de 2010, operación en la intervino la misma unidad de la Guardia Civil.