Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tibidabo estrena temporada con películas 4D y entradas especiales

La nueva noria se instalará a finales de 2012

La zona infantil tendrá camas elásticas a partir de mayo

EL parque de atracciones del Tibidabo.
EL parque de atracciones del Tibidabo.

El parque de atracciones del Tibidabo estrenará la nueva temporada, que se inicia el próximo sábado, con un producto nuevo que quiere atraer, sobre todo, al público más familiar. Se trata de un paquete llamado Tibidabo Classic que permitirá el acceso combinando el transporte público y una entrada especial por el precio de 11 euros. Se podrá llegar al parque con el tramvia blau y el funicular y ya en el parque visitar el Camí del Cel, el Museo de los Autómatas, los Miramiralls y una atracción a escoger. La entrada de acceso general a todas las atracciones es de 25,20 euros.

En cuanto a las atracciones, la principal novedad será una zona infantil tematizada de camas elásticas con una capacidad de 75 niños por hora, que empezará a funcionar en el mes de mayo y el estreno de tres películas infantiles en 4D en el cine del Dididabo. Las películas son Robin Hood, Drácula y Sleich Ride. La nueva noria no estará lista hasta finales de año, ha explicado el regidor Joan Puigdollers. Renovados espectáculos en los diferentes espacios del parque y actos solidarios  culturales completan la oferta de la nueva temporada. La magia será el eje central del parque en los meses de mayo y junio y en abril los castellers de Vilafranca y los de Barcelona tendrán una jornada. 

"El objetivo es volver a llegar a los 600.000 visitantes para sanear las cuentas", afirma Puigdollers

La temporada se inicia con el objetivo de reducir el déficit del parque de atracciones de la mano de más visitantes. Poco a poco, el Tibidabo da señales de que levanta cabeza desde el accidente mortal del Péndulo en 2009. Ese año se cerró el parque con 617.000 visitantes que cayeron en 2010 a 402.000 a causa del accidente y en 2011 subieron a 442.693. Es decir, un incremento de un 10% de visitas que ha tenido su efecto en la reducción de los números rojos: el ejercicio de 2010 se cerró con un déficit 2.201.000  euros y el año pasado se redujo a 1.524.000 euros.

"El objetivo es volver a llegar a los 600.000 visitantes para sanear las cuentas y entonces plantearnos sacar la concesión del parque a concurso.. Nunca privatizar el parque, es decir que queremos seguir manteniendo el control", ha insistido Puigdollers. La directora del Tibidabo, Rosa Ortiz, ha explicado que la mejora de los sistemas de transporte público de acceso al parque se nota y en la temporada pasada el 60% de los visitantes lo hacía en  transporte público con las dos líneas directas de autobuses desde plaza de Catalunya (la T2A) y la del aparcamiento de Sant Genis (T2B). A partir de este año, las personas que residen en el término del parque -un centenar de personas- podrán utilizar el funicular de forma gratuita, una vez demuestren que están empadronados.