Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Audasa estrena la reforma laboral para bajar sueldos pese a sus beneficios

La empresa notificó reducciones de jornada y desplazamientos de sus puestos de trabajo a ocho empleados

Filas de coches hacen cola para pagar el peaje de Audasa en A Coruña.
Filas de coches hacen cola para pagar el peaje de Audasa en A Coruña.

Autopistas del Atántico SA, (Audasa) no ha esperado ni una semana para aplicar la reforma laboral. Casi sin tiempo para digerir las nuevas medidas del Gobierno hechas públicas el sábado día 11, la empresa —con un beneficio neto de 246 millones de euros en los últimos cuatro años, según la CIG— se aferró a la autorización para la reducción de jornada y a los traslados forzosos que notificó el jueves 16 a ocho empleados . Los trabajadores (250 en este momento en Galicia) esperan más comunicaciones de este tipo.

“Audasa es punta de lanza del ala más dura de la patronal”, reprobó ayer en rueda de prensa el secretario comarcal de la Federación de Transportes de la CIG en A Coruña, Ernesto López. La empresa (que ha prescindido recientemente de su gabinete de prensa) no se pronuncia. “No hacemos declaraciones sobre esta ni otras cuestiones”, contestó una portavoz al requerimiento de este diario.

Mientras Autopistas del Atlántico SA, aplica la reforma sin cumplir en este caso el requisito, también incluido en el texto de la reforma, de comunicárselo al comité intercentros —integrado por tres representantes de la CIG, tres de CC OO, otros tres de UGT y un independiente—, la unidad sindical queda tocada por la decisión de la CIG de convocar rueda de prensa sin antes convocar al comité intercentros para analizar la situación.

Lo ha convocado, molesto por la “precipitación” de la intersindical nacionalista, el representante del sector de carreteras de CC OO, Marcos Pérez. “La CIG actuó de forma unilateral”, protesta Pérez con el temor de “estar dándole bazas” a la patronal en un “asunto de tanto calado” como el de que sea una empresa “con los beneficios de Audasa” la primera en aplicar la reforma laboral.

El panorama, con la empresa apretando y “amenazando con despidos” y los sindicatos actuando sin coordinación, no podía ser más desconcertante para los trabajadores. De los ocho que recibieron carta de la empresa, a dos les notificaron traslados a más de 150 kilómetros de sus puestos actuales —de Porriño (Pontevedra) a Cecebre (A Coruña)— “sin más alternativa que el despido con indemnización de 20 días por año trabajado”. A los otros seis, les reducen a la mitad la jornada laboral y, consecuentemente, los sueldos.

La empresa notifica reducciones de jornada y desplazamientos

Los tres sindicatos mayoritarios rechazan las nuevas medidas de la empresa amparadas en la nueva reforma. Pero ya advierten de que la empresa tendrá que demostrar, como especifica el texto y como le exigirá el comité intercenetros, que ha tenido tres trimestres consecutivos de reducción de beneficios”. La CIG anuncia su decisión de recurrir a la vía judicial si la empresa “no se aviene a razones”.

Audasa aún no ha hecho públicos —está a punto de hacerlo— los beneficios de 2011, ya que no le corresponde presentar el nuevo balance hasta mes y medio después del segundo semestre del año. Pero en los dos últimos años Autopistas del Atlántico SA, aumentó sus beneficios: pasó de los 61 millones de euros obtenidos en 2009 a 66,6 millones en 2010. Los sindicatos reconocen, alarmados, que es previsible que con la crisis, los beneficios obtenidos el último año aún siendo considerables, hayan caído, con lo que la empresa tendría a su mano el asidero para justificar los tres trimestres de bajada de ingresos que se contempla en la reforma como suficiente para aplicar los recortes salariales.

Mientras la empresa se lanza a aplicar algunas de las medidas de reducción de coste amparadas por la reforma laboral, sube el precio del peaje.

El pasado 24 de noviembre el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el texto del convenio pactado entre el Ministerio de Fomento y Audasa en el que se preveía una inversión de 350 millones de euros para la ampliación de la vía en el Puente de Rande y en Santiago y se establecía que, para compensar el desembolso de la empresa, el peaje subiría, en todos los tramos, un 1% anual, sumado a las revisiones habituales del precio, durante 20 años. Pero en enero de 2011 Autopistas del Atlántico ya había aplicado otra subida, de 0,20 centimos entre A Coruña y Vigo (la tarifa total para los vehículos ligeros ascendió a 12,95 euros).

Mientras intenta reducir costes, Audasa sube el precio del peaje

“Audasa está prestando un servicio público”, destacó ayer el representante de la CIG, que se muestra convencido de que la empresa está buscando una “modificación sustancial” de las condiciones laborales de los trabajadores, o “descolgarse del convenio”. Previendo estas opciones, el representante de la CIG está dispuesto a proponer al comité intercentros la convocatoria de movilizaciones para “responder a las presiones” de la empresa.

Los trabajadores difundieron un comunicado en el que acusan a Autopistas del Atlántico SA, de hace un “aprovechamiento vicioso e inmoral” de la nueva reforma laboral al fomentar la precarización de las condiciones del empleo y “pasando por encima” de los derechos reconocidos en el convenio colectivo, informa Europa Press.

En su opinión, el objetivo es acudir a los despidos “disfrazándolos de desplazamiento o modificación de las condiciones laborales” para forzar a los trabajadores a elegir entre desplazamientos y media jornada o el despido con “indemnizaciones ridículas”, de 20 días por año trabajado.

Representantes del comité del empresa sostienen que no solo se fomenta la precariedad laboral sino, además, la de las condiciones del caro servicio que Audasa presta a los usuarios. Aseguran que la empresa ha comenzado ya a comprar aparatos telemáticos para que los usuarios paguen sin necesidad de parar y poder prescindir de parte del personal de las cabinas.

Pese a la falta de coordinación, los sindicatos preparan acciones de protesta mientras esperan la reunión del comité intercentros en la que se analizarán en profundidad las primeras medidas adoptadas por la empresa para buscar la forma de neutralizarlas. Además, esperan que Audasa les notifique aún la aplicación de las modalidades de la nueva reforma.