Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bernardo Laniado-Romero, nuevo director del Museo Picasso

En marzo de 2004 sustituyó a Carmen Giménez al frente del Museo Picasso de Málaga

Bernardo Laniado-Romero
Bernardo Laniado-Romero

Bernardo Laniado-Romero (Guayaquil, Ecuador, 1964) no ha podido mantenerse demasiado tiempo lejos de Picasso. Su dimisión “largamente meditada” de la dirección del Museo Picasso de Málaga se hizo efectiva el 31 de diciembre de 2009 y ahora se encargará del museo barcelonés, que atesora la principal colección de las primeras épocas del artista.

Laniado-Romero resultó elegido en el concurso público convocado para sustituir a Pepe Serra, que dejó el centro para hacerse cargo del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). El jurado formado por Rosa Maria Malet, directora de la Fundación Miró; Daniel Giralt-Miracle, crítico, historiador y miembro del Consejo de Cultura de Barcelona; Josep Lluís Alay, director de Patrimonio, Museos y Archivos, y Llucià Homs, director de Promoción de los Sectores Culturales, ambos del Instituto de Cultura de Barcelona (Icucb); Vicente Todolí, exdirector de la Tate Modern de Londres; Marilyn McCully, historiadora del arte y experta en Picasso como Brigitte Léal, directora adjunta del Centro Pompidou de París, escogió a Laniado-Romero tras analizar y evaluar a los 15 candidatos que se presentaron al concurso.

El nuevo director del Picasso nació en el principal puerto de Ecuador, Guayaquil, y terminó su formación en la School of Arts and Sciences de la Universidad de Nueva York, ciudad donde empezó su trayectoria profesional trabajando en el Departamento de Pintura Europea del Metropolitan Museum of Art y en la Biblioteca de la Frick Collection. Al llegar a España colaboró con el Centro Nacional de Exposiciones de Madrid, aunque fue en Málaga donde se enfrentó a sus mayores retos profesionales. Empezó siendo coordinador general del proyecto Museo Picasso de esta ciudad, desde 1998 hasta marzo de 2001, cuando se le nombró adjunto a la dirección, que ejercía Carmen Giménez.

En marzo de 2004, Laniado-Romero sustituyó a Carmen Giménez al frente del Museo Picasso de Málaga. En octubre de 2009, aprovechando el quinto aniversario de la creación de la pinacoteca malagueña, Laniado-Romero anunció que abandonaba el cargo después de 11 años dedicado al proyecto. “Me despido con la convicción de haber contribuido a poner en marcha una institución con un alto sentido en su deber de enriquecer la vida de los ciudadanos y con altos parámetros de calidad, coherencia y profesionalidad”, declaró en aquella ocasión. También señaló que aquel era “un momento apropiado para cambiar de rumbo profesional, sin crear un grave problema para el museo”.

El Museo Picasso de Barcelona es propiedad del Ayuntamiento, hasta el punto de que no tiene personalidad jurídica propia. Antes de optar a la dirección del MNAC, Pepe Serra consiguió arrancar al Consistorio la promesa de que se le dotaría de un estatuto que le garantizara una amplia autonomía. Concretarlo será una de las principales tareas que se le plantean al nuevo director. Laniado-Romero parece contar con el visto bueno del actual Consistorio, de CiU. Según el teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Ciurana, con este nombramiento el museo comienza “una nueva e ilusionante etapa”. “Espero que el nuevo director vincule todavía más la figura de Pablo Picasso a Barcelona y Cataluña. Tendrá todo el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona para desarrollar su proyecto cultural al máximo nivel posible”, añadió. Por su parte, el líder del PSC de Barcelona, Jordi Martí, que también fue responsable del área de Cultura en la anterior legislatura, celebra que haya sido elegido por un jurado.