Bizkaia vincula subir la presión fiscal a que el Gobierno aclare sus cuentas

El diputado culpa al Ejecutivo del desajuste en la recaudación de las tres Haciendas forales

José Luis Bilbao, antes del inicio de su rueda de prensa en la sede de la Diputación.
José Luis Bilbao, antes del inicio de su rueda de prensa en la sede de la Diputación.TXETXU BERRUEZO

José Luis Bilbao, diputado general de Bizkaia, ha comparecido esta mañana para aclarar la situación económica de la institución foral. Bilbao se ha referido a las cuentas de las tres Diputaciones presentadas ayer al Consejo Vasco de Finanzas y ha precisado la previsión inicial de ingresos de las tres Haciendas forales realizada en octubre de 2010, la preliquidación de octubre de 2011 y el cierre final de ayer. Frente a los 12.500 millones que se previó inicialmente iban a recaudar las tres Diputaciones, finalmente se recaudaron 11.480. Bizkaia ingresó 471 millones menos; Álava, 206; y Gipuzkoa, 344. Bilbao también ha precisado que la deuda viva de Bizkaia asciende a 1.161 millones.

El mandatario foral ha condicionado una posible aplicación del céntimo sanitario, el impuesto sobre hidrocarburos para financiar la Sanidad, o a la presentación de las cuentas por parte del Ejecutivo. “Una vez hecho esto, podremos empezar a hablar de colaboración. Pero queremos saber cómo están”, ha enfatizado, en clara sintonía con los requerimientos lanzados en los últimos días por el presidente peneuvista, Iñigo Urkullu.

Respecto al presupuesto, el diputado ha indicado que Bizkaia cerró sus cuentas de 2011 con 47 millones de déficit. Dado que la institución contaba con 92 millones en caja, el resultado final del ejercicio fue de 27 millones en positivo. El saldo en la cuenta corriente de la Diputación hoy a las 9:00 horas asciende a 492,8 millones, ha detallado Bilbao.

El PSE reitera que

El diputado ha culpado del desajuste en la recaudación de las Haciendas forales al Gobierno. Bilbao ha recordado que el 11 de octubre de 2010 cerró por teléfono con Rodolfo Ares, coordinador del Gabinete y consejero de Interior, la cifra de 12.500 millones. Según ha resaltado, Ares le llegó a proponer fijar 13.000 millones de recaudación. “Ya le advertí de que no íbamos a llegar”, ha indicado Bilbao. Finalmente, ambos acordaron esos 12.500 millones con una previsión de crecimiento del PIB —calculada por el Ejecutivo, según ha asegurado Bilbao—- del 1,4% real. La evolución del PIB ha sido finalmente del 0,6% real. “Quién tenía razón? ¿Quién ha fallado en sus previsiones”, se ha preguntado el diputado.

“Nosotros contamos lo nuestro, invitamos a los demás [en relación al Gobierno vasco] a que hagan lo mismo. Pedimos al Ejecutivo que cese en su hostigamiento a esta Diputación. No tienen cabida acusaciones como que Bizkaia no quiere subir los impuestos o que no hace nada contra el fraude fiscal. Ya basta. No vamos a permitir que dañen la imagen de la institución”, ha remarcado.

De su lado, el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, ha considerado esta mañana en una entrevista en Radio Euskadi que “es imprescindible” acometer una reforma fiscal en Euskadi para gravar a las clases más altas. Bilbao le ha respondido que Bizkaia ya ha puesto en marcha medidas fiscales, como el Impuesto de Patrimonio. “Las medidas se han tomado. Lo que cada uno debe hacer es responsabilizarse de sus actuaciones. Utilizan la táctica del calamar y los botes de humo, de pasar a otro la bola de los problemas que tengo. Parece que esta Diputación es el oscuro objeto de deseo del Gobierno vasco”, ha censurado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50