Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU y PP cambian las leyes e imponen su modelo audiovisual

El presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales se elegirá por mayoría simple

El Consejo del Audiovisual de Cataluña se renovará si pactan dos partidos

Los medios de comunicación de la Generalitat, que fueron durante años la niña de los ojos del pujolismo y que el tripartito no modificó, iniciaron ayer una nueva etapa. Los diputados de CiU y el PP y Joan Laporta aprobaron ayer la modificación de tres leyes que regulan su funcionamiento y reducen la pluralidad política en sus órganos de control. Los defensores de la reforma argumentan que trata de optimizar la gestión y ahorrar.

Si hasta ahora hacían falta dos tercios de la Cámara para elegir a los integrantes del consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), ahora bastará una mayoría simple en segunda votación y podrá hacerse en la misma sesión. Los 12 miembros que ahora tiene ese consejo se reducen a seis y serán los que elegirán al presidente y al vicepresidente, quienes, a su vez nombrarán al director de TV-3 y Catalunya Ràdio.

La renovación del consejo podrá realizarse en cuanto la ley entre en vigor y no parece que vaya a demorarse. El portavoz del Gobierno de la Generalitat, Francesc Homs, no escondió ayer su deseo y dijo que Enric Marín “todavía preside” ese organismo.

Otra cosa es el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), órgano de arbitraje insólito en España. Sus 10 miembros se eligen por seis años y hasta ahora hacía falta el acuerdo de un mínimo de tres partidos. Ahora bastará con dos. Los consejeros también se reducen a seis. El próximo mes de junio finaliza el mandato de tres de ellos y casi seguro que ya no serán renovados.

“Nos engañaron y no queremos que nos vuelvan a engañar”, bramó ayer el diputado Joan Ferran

“Nos engañaron y no queremos que nos vuelvan a engañar”, bramó ayer el diputado Joan Ferran al recordar que el PSC se abstuvo en la investidura de Mas a cambio de no tocar algunas leyes sin consenso. Entre ellas las del Consejo del Audiovisual, la de Comunicación Audiovisual y la de la CCMA, que se modificaron con el tripartito a propuesta de CiU. “Una joya de la corona que les dejó el viejo patriarca [en alusión a Jordi Pujol] y la acaban de malvender al PP por no sé cuántas lentejas”, remachó Ferran.

“Hemos puesto a la zorra a guardar las gallinas”, dijo la diputada de ICV-EUiA Dolors Camats, que calificó la medida de “contrarreforma”. Carmel Mòdol (ERC) recordó que la última vez que Artur Mas fue entrevistado en TV-3 prometió tres veces que esas leyes no se aprobarían solo con el apoyo del PP. “Y ya sabemos que acabó crucificado quien hizo esa promesa", recordó.

ERC intentó, sin éxito, que se votara en secreto una enmienda para evitar que se consumara la desaparición progresiva de la publicidad en Catalunya Ràdio. La medida deja “tocada de muerte” la emisora, dijo ayer el comité de empresa, porque supone entregar esos ingresos a manos privadas con el fin de debilitar la radio pública.