Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Castellón se niega a pedir explicaciones

La institución participa en la sociedad pública Aerocas

La oposición exige explicaciones sobre la situación de la infraestructura

La Diputación de Castellón, que participa con el 0,15% en la sociedad pública Aerocas, se niega a pedir explicaciones a raíz de los últimos episodios que han dejado al aeropuerto sin gestor y con la obligación de derruir parte de la obra. En las últimas semanas los partidos de la oposición han presentado iniciativas para aclarar la situación en la que ha quedado la instalación. Pero el presidente, Javier Moliner, no ha accedido a ninguna de ellas.

No ha contestado a la petición que el PSPV realizó para que la Diputación celebrara un pleno extraordinario que solicitó por escrito hace más de un mes, después de que la Generalitat rompiese el contrato con la concesionaria y dejara sin gestión al aeropuerto. Tampoco accedió a la propuesta del Bloc de exigir la comparecencia en la institución provincial del presidente de Aerocas, Carlos Fabra, y del director general, Juan García Salas. En esta ocasión, el rechazo llegó por escrito con el argumento de que la Diputación no tiene capacidad de exigir su presencia. “Hemos vuelto a reclamar la comparecencia recalcando que no exigimos, sino que pedimos que se pida la presencia de ambos”, explicó ayer el portavoz del grupo, Enric Nomdedéu. Según dijo, aún no han recibido contestación a esta segunda petición. Además, el portavoz del Bloc tachó de “inadmisible” el nuevo error en el proyecto y pidió al Consell que “exija y depure responsabilidades” por esta “negligencia”.

Por su parte, el portavoz del PSPV, Francesc Colomer, expresó este martes su “máxima preocupación” por el aeropuerto y avanzó que si desde la Diputación de Castellón no se da algún paso para aclarar la situación del aeropuerto agotarán las vías para pedir un pleno extraordinario y monográfico sobre la instalación de Vilanova d’Alcolea.

Las reacciones al último episodio de los problemas en el aeródromo llegaron también desde las Cortes Valencianas. La diputada de Compromís Mònica Oltra anunció nuevas preguntas para esclarecer a quién se debe el error de cálculo en la pista de giro y para saber si, tras este “nuevo error”, el Consell piensa destituir al presidente de Aerocas.

La portavoz de Grandes Proyectos del Grupo Socialista, Eva Martínez, afirmó que “no se puede gastar ni un solo euro más en unas instalaciones que ni siquiera sabemos cuándo se abrirán al público”.