El PP da oxígeno a Trias al apoyar el proyecto de Can Batlló

Alberto Fernández Díaz desencalla la operación urbanística que impulsaba CiU El líder popular facilitó la aprobación de los presupuestos del Consistorio para 2012

Los nueve ediles del PP en el Ayuntamiento de Barcelona fueron la llave para que el alcalde, Xavier Trias, pudiera aprobar los presupuestos de este año —los primeros de su mandato—, y volverán a serlo para desencallar el proyecto de Can Batlló, que embarrancó hace un mes porque CiU no tenía mayoría suficiente para aprobarlo. A la par, el presidente del Partido Popular en el Consistorio, Alberto Fernández Díaz, ha puesto sobre la mesa las bases para negociar otro proyecto de calado: la reforma de la plaza de las Glòries. Así las cosas, todo parece indicar que el socio de la oposición preferente de Trias será el PP, como en el mandato anterior lo fue el republicano Jordi Portabella para el socialista Jordi Hereu y sus socios de Iniciativa.

Fernández Díaz explicó ayer las condiciones que ha impuesto a CiU para desbloquear la operación urbanística de Can Batlló. En principio, el PP veía exagerada la valoración de una finca del Guinardò de la inmobiliaria Inmogaudir, también propietaria de Can Batlló, que entraba en la operación. Los negociadores de Hábitat Urbano habían llegado a un pacto con la promotora: la finca de 16.000 metros cuadrados de zona verde se valoraba en 22,5 millones de euros. El PP pidió al gobierno que encargara otra valoración y está la ha realizado la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), que la ha tasado en 21,1 millones, es decir, un millón menos. El dinero que pagará el Ayuntamiento de Barcelona a la inmobiliaria se compromete a destinarlo íntegramente a los gastos de urbanización de Can Batlló. Y otra de las condiciones del PP es que parte de la finca del Guinardó se recalifique para construir equipamientos de barrio, concretamente una pista polideportiva, una ludoteca y un casal de entidades. Portavoces del Consistorio han apuntado que para ello se deberá hacer un plan urbanístico posterior y pasar parte de esa finca de zona verde a equipamiento.

A CiU le urgía llegar a un acuerdo con el PP porque se comprometió con los afectados de Can Batlló a que el proyecto se aprobaría en el plenario del 24 de febrero.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción