Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL COLISEO LÍRICO BARCELONÉS

El ERE temporal del Teatro del Liceo afecta al 92% de la plantilla

El teatro entrega el ERE a los representantes de los trabajadores antes de registrarlo en Trabajo

El comité de empresa anuncia que las movilizaciones continuarán y amenaza con huelgas

Protesta de trabajadores del Liceo frente a las puertas del teatro el pasado 9 de febrero.
Protesta de trabajadores del Liceo frente a las puertas del teatro el pasado 9 de febrero.

Un total de 363 de los 395 trabajadores del Teatro del Liceo del Barcelona empezarán el próximo 20 de marzo el primero de los periodos de suspensión de empleo y sueldo temporal que la dirección del Teatro del Liceo de Barcelona ha establecido en el expediente de regulación de empleo (ERE) que ha presentado esta mañana a los representantes de los trabajadores antes de entregarlo, a mediodía, en el registro del Departamento de Trabajo de la Generalitat. El ERE afecta al 91,8% de la plantilla y será efectivo, una vez aprobado por la Generalitat, entre los próximos 20 de marzo y 19 de abril, y el 5 de junio y el 8 de julio.

El ERE temporal no afecta a la cúpula directiva del teatro lírico barcelonés, a todos los jefes de departamento menos uno, al comité de empresa y a una veintena de trabajadores entre administrativos, telefonistas y personal de taquilla.

El comité de empresa convocará hoy una asamblea de trabajadores, previsiblemente para la próxima semana; ha anunciado que proseguirá las movilizaciones que empezaron el pasado 22 de enero frente a las puertas del teatro, y amenaza con convocar una huelga coincidiendo con las representaciones (un total de 18), a partir del próximo 27 de febrero, de La bohème, de Puccini, que finalizarán el 19 de marzo, víspera del inicio del ERE.

El Liceo anunció públicamente el pasado 1 de febrero que cancelaba siete espectáculos, cerraba el teatro dos meses y aplicaba un ERE temporal a la mayoría de sus trabajadores para poder ahorrar 3,7 millones de euros y compensar el déficit que considera que las rebajas de las subvenciones y la pérdida de patrocinio generarían al final de esta temporada. Desde ese momento y hasta el pasado viernes, la empresa y los representantes de los trabajadores han mantenidos diversas reuniones sin llegar a ningún acuerdo. El lunes la dirección del teatro comunicó al comité de empresa que la presentación del expediente de regulación de empleo era “inevitable”.

Los trabajadores ofrecieron la pasada semana a la dirección del coliseo lírico barcelonés ceder temporalmente una paga extra, equivalente a 1,4 millones de euros, que, según cálculos del comité de empresa, supone el monto del recorte presupuestario del Departamento de Cultura de la Generalitat en 2012, “para salvar la temporada 2011-2012 reponiendo los títulos cancelados”. También aceptaron la oferta de la empresa de rebajarse el sueldo un 12%, con condiciones, entre ellas la retirada del ERE, que este lunes la empresa comunicó que no era negociable.

Los siete espectáculos afectados por el ERE y el cierre del teatro durante dos meses son las funciones del doble programa de óperas de Zemlinsky, Una tragedia florentina y El enano; Pelléas et Mélisande, de Debussy; El giravolt de maig, de Eduard Toldrà, que finalmente el Palau de la Música Catalana y la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) han rescatado; los Ballets de Montecarlo; dos conciertos; un recital de la soprano sueca Nina Stemme, y el espectáculo infantil para escolares y familias El superbarber de Sevilla.