el futuro del pnv

Xabier Agirre planteó sin éxito una lista de integración para aspirar al ABB

El recelo de los críticos y el deseo de Gerenabarrena de repetir frustraron la opción

Xabier Agirre.
Xabier Agirre.L. RICO

El ex diputado general de Álava Xabier Agirre transmitió, a quienes le sondearon sobre su predisposición a hacerse cargo del partido en el territorio, que aceptaría ser candidato, pero con una lista de integración para su ejecutiva. Es decir, sin entrar en confrontación, e instituyéndose en nexo de unión de dos sectores ya definidos y preparados sin disimulos para la batalla. Esa condición suya, que no cuajó, hizo incluso temer por la renovación del PNV en el territorio donde más dañado está.

Pese al alejamiento de Agirre del presidente del Araba Buru Batzar (ABB), Iñaki Gerenabarrena, a raíz de los escándalos iniciados con la detención, entre otros, de su diputado foral Alfredo de Miguel, pesó en él un rechazo a la pelea. Agirre dejó así manifiesta una significativa reticencia de partida a entrar en la confrontación abierta, lo que parece indicar que el desenlace de ve aún como incierto en ambas partes.

Las reticencias de los críticos, que temían un enjuague a través del cual Gerenabarrena siguiera influyendo en la organización, y la determinación del actal presidente de dar la batalla por repetir en el cargo, arrumbaron el intento. Agirre tendrá así que ser candidato para librar una batalla total con quien coincidió en posiciones soberanistas en el pasado. Así, se manejarían tres opciones: aceptar la condición de Agirre; convencerle de renunciar a ella, o buscarse otro candidato que encabezara una lista homogénea, desde la que disputar el gobierno del partido con claridad a su actual jefe de filas. El propio Gerenabarrena despejó incógnitas, al hacer saber que se presentaría y que tampoco quiere parches, que solo juega a ganar o perder.

Los críticos a la actual ejecutiva están movilizados para la renovación

En su paso adelante, además, ha recibido el apoyo de un significativo grupo de 66 destacados afiliados del PNV alavés, repartidos entre cargos institucionales y orgánicos, que coinciden en reclamar la continuidad de Gerenabarrena al frente de la territorial hasta 2016. En una carta publicada por dos diarios alaveses, este grupo de jeltzales entienden que el actual presidente del ABB es quien mejor puede encarar los dos principales retos que, a su juicio, tiene Euskadi y que se centran en el final de ETA y en la crisis.

Entre los apoyos cabe consignarse el de Emilio Olabarria, el único diputado del PNV en este territorio, además de tres parlamentarios (Mikel Martínez, Nerea Antia y Garbiñe Saez), así como de exmiembros del último gobierno foral de Agirre y alcaldes. Esta irrupción puede interpretarse como un claro golpe a las aspiraciones del EBB, que siempre ha visto con buenos ojos el relevo de Gerenabarrena.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Indudablemente este posicionamiento complica más aún las aspiraciones de los críticos, que en todo caso no daban la batalla por ganada. De hecho, entre algunos de los fieles a Gerenabarrena se empezaba a admitir que el futuro pasaba por un cambio total.

A pesar de este espaldarazo a Gerenabarrena, sus detractores mantienen el propósito de plantar cara en el proceso de renovación interna que ya se ha iniciado en las juntas municipales con la propuesta de candidatos en la primera vuelta. De hecho, este movimiento crítico al actual presidente del Araba Buru Batzar está ya organizado y movilizado.

También ha demostrado ya su viabilidad como alternativa, al ganarle a Gerenabarrena la batalla de los dos candidatos al EBB. Pilar García de Salazar y Gonzalo Saénz de Samaniego derrotaron a los candidatos de Gerenabarrena, incluso a pesar de los refuerzos que le prestó desde Gipuzkoa Joseba Egibar. Pero, aunque ese sea un indicio y un apreciable punto de partida, las cosas no están decantadas de cara a la renovación de la presidencia y de la ejecutiva del territorio, y el peso del aparato es siempre, y en todos los partidos, significativo. De hecho, mientras Gerenabarrena debatía en silencio la actual situación, sus más próximos advirtieron de que no se debía relacionar las elecciones al EBB con las correspondientes al ABB porque, precisaron, “responden a motivaciones diferentes entre sí”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS