Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negociación del Metal funde a sus 117.000 empleados

Ninguna de las mesas provinciales está registrando avances notables

Una de las protestas de los sindicatos ELA y LAB ante la sede de la patronal Adegi.
Una de las protestas de los sindicatos ELA y LAB ante la sede de la patronal Adegi.

La negociación de los convenios provinciales del Metal no va por buen camino. El sector emblemático en el País Vasco, que aglutina a más de 117.000 trabajadores de las empresas siderúrgicas, de montajes, reparación y construcción de coches, aeronáutica, naval, tuberas y de herramienta de mano y máquina herramienta, entre otras, está estancado.

La negociación de Álava “está prácticamente muerta” después de trece meses negociando. El último convenio, —de eficacia limitada, firmado por UGT y CC OO— terminó su vigencia el 31 de diciembre de 2010 y, pese a las numerosas reuniones, no se ha movido. Los 17.000 empleados alaveses han tenido congeladas sus condiciones laborales a lo largo de todo 2011 y siguen así.

“Es inaceptable que exijan paz social en la empresa” dice el sindicato LAB

En Bizkaia, el convenio, que afecta a 50.000 trabajadores, acabó el pasado 31 de diciembre. Se firmó para cuatro años en 2008, también en minoría por CC OO y UGT, y los negociadores sindicales están muy calientes tras la última propuesta patronal. La recomendación de la Federación de empresas del Metal a sus afiliados es que no apliquen las coberturas del 100% en las bajas y retrotraigan las condiciones al convenio básico anterior a 2008 al no “prorrogarse automáticamente los convenios de eficacia limitada”.

“Un punto y seguido” dice la patronal sobre las negociaciones con CC OO, LAB y UGT

“Hacía mucho tiempo, seguramente demasiado, que no nos sentábamos alrededor de una mesa para dialogar e intentar acordar juntos”. Lo dijo el presidente de la patronal Confebask, Miguel Ángel Lujua en su blog una línea antes de lamentar, sin embargo, la ausencia de ELA de la mesa de negociaciones.

Pero a reglón seguido, Lujua, explica que “entendimos todos, por responsabilidad y compromiso con nuestros representados y con el país, que su autoexclusión no debía detener el posible avance”.

Según coinciden varios interlocutores sindicales el presidente de la patronal ha tenido mucho que ver con la reactivación de un foro que estaba acabado. Su perfil profesional de gestor con experiencia en el desbloqueo de conflictos y muy vinculado a los servicios de recursos humanos, “ha sido definitivo” en reactivar un foro del que todas las partes esperan mucho más. “Ha merecido la pena intentarlo y desde aquí mi consideración y agradecimiento a todos los que desde Confebask, CC OO, UGT y LAB han participado en las conversaciones”, explica más adelante en el blog.

Para el preiente de la patronal el proceso ha supuesto un avance en la capacidad para dialogar, para intercambiar alternativas y diagnósticos. “Ha habido voluntad constructiva y esfuerzo, y hemos retomado una dinámica de negociación y encuentro que a todos también nos ha parecido importante preservar”.

Lujua entiende que “de ahí que el cierre de la mesa negociadora no haya supuesto un punto y final, sino un punto y seguido, emplazándonos todos a seguir hablando, a seguir intentando acuerdos en aquellas materias donde sea posible hacerlo”.

El responsable de acción sindical de CC OO, Javier Gómez no tiene demasiadas esperanzas de que se vaya a desbloquear. “Si han estado esperando hasta ahora sin acuerdos, ahora ya casi seguro que van a aplicar lo que afecte de la reforma que anunció el viernes Rajoy. “Si los convenios estaban tocados ahora ya van a estar definitivamente hundidos”, dijo Gómez.

Los otros 50.000 trabajadores de ese sector en Gipuzkoa se quedaron sin convenio el pasado 31 de diciembre después de dos años, tras la firma de ELA y LAB a la que finalmente se sumó UGT, en 2010.

La patronal ha iniciado conversaciones bilaterales con cada uno de los sindicatos y recuperará la mesa sectorial el próximo día 22. La polémica propuesta que rechazan todas las fuerzas sociales es de congelación salarial para tres años y la garantía de que durante la vigencia del convenio los firmantes del pacto se comprometen a la paz social en el ámbito de la empresa.

El viernes, tras la quinta reunión, Adegi dijo que las plataformas sindicales “tienen sólo una cosa en común, que son inamovibles y que están totalmente alejadas de la percepción social del momento económico que estamos viviendo”.

ELA es el sindicato mayoritario en los tres territorios, LAB es el segundo en Gipuzkoa y tercero en Álava, CC OO es el segundo de Bizkaia y UGT ocupa esa posición en Álava. “En Navarra ya se han presentado las plataformas, CC OO y UGT la suya y nosotros y ELA la nuestra”, aseguró el responsable Nacional del sector del Metal de LAB, Alberto Cristóbal. “Nuestras propuestas son equiparables en toda Euskalherria, y se trata de mantener el empleo y de no perder poder adquisitivo”, indicó. LAB considera tan inaceptable la exigencia de paz social a cambio de mantener la vigencia del convenio provincial como la de congelación salarial. “Los trabajadores no hemos creado esta crisis, y por lo tanto no tenemos por qué pagarla”, indicó.