Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de personas se manifiestan en Bilbao para festejar el fin de ETA

Alrededor de 2.000 personas han participado en la marcha

Una decena de pancartas que simbolizan la trayectoria de esta organización han encabezado la manifestación de esta tarde en Bilbao, en la que alrededor de 2.000 personas han participado en la marcha, la última de Gesto por la paz, que seguirá existiendo como coordinadora. La marcha ha partido del Sagrado Corazón y ha recorrido la Gran Vía de Bilbao hasta llegar a los pies del Ayuntamiento de la ciudad, donde se ha leído un manifiesto.

En este se defiende el “protagonismo capital en nuestra memoria” de las víctimas, la “única verdad viva del discurso del terror, son el efecto irreparable, el resultado sin remedio”. “Es doloroso constatar las terribles e inútiles consecuencias que ha dejado el fenómeno violento”.

Gesto por la Paz ha recordado que "hemos plantado cara al miedo y al terror para hacer prevalecer el valor de la vida humana" y ha ensalzado "la defensa de valores humanos y democráticos" algo también "para los derechos de aquellos que más daño nos han infligido". Asimismo, el manifiesto leído destaca la importancia  “por encima de todo, las bases éticas del estado de derecho como requisito irrenunciable para nuestra convivencia en paz”.

Una nutrida representación de la gran mayoría de los partidos vascos ha participado en la marcha. Desde el lehendakari, Patxi López, y numerosos dirigentes socialistas, como la portavoz del Gobierno Idoia Mendia, Rodolfo Ares, Isabel Celaá e Iñaki Arriola, dirigentes del PP vasco encabezados por su secretario general, Iñaki Oyarzábal, y representantes del PNV, como Iñigo Iturrate e Iñaki Anasagasti, hasta representantes de EB, Ezker Anitza y EA, el único partido de las dos coaliciones –Bildu y Amaiur- con las que la izquierda abertzale ha llegado a las instituciones. También han participado el Ararteko, Iñigo Lamarca, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra. Los grandes ausentes, los representantes de la izquierda abertzale.

El lehendakari se ha dirigido a la izquierda abertzale para afear su ausencia y criticar que han perdido una oportunidad para dar un paso hacia la convivencia. López ha señalado antes de la marcha que “todos tenemos nuestra parte de responsabilidad y algo que hacer” en el nuevo tiempo sin ETA, “empezando por la propia izquierda abertzale que, seguramente, es la que más camino tiene que recorrer”. Asimismo, ha ensalzado el papel de Gesto por la paz, “que simboliza como nadie la resistencia cívica de la sociedad vasca, muchas veces callada, muchas veces en silencio, muchas veces en soledad y muchas veces en medio de la agresión”.

El exlehendakari José Antonio Ardanza ha destacado que "cuando muchas veces entre los partidos teníamos nuestras diferencias y nuestros problemas, Gesto siempre estaba al frente para ponerse la pancarta, para llevar la pancarta, para que, de alguna forma, se visualizara una unanimidad entre los demócratas".

Por su parte, el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, ha señalado que la marcha de hoy sirve para “recordar a los que no están, a los que han sufrido tanto, a las víctimas, a los que se tuvieron que marchar” y ha esperado que se asiente la paz y la libertad en Euskadi de manera “definitiva”.

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna (PNV), ha apelado a la izquierda abertzale a que explique “por qué ha apoyado, durante 40 o 50 años, a una banda armada, por qué ha habido más de 850 muertos”.

Amaiur ha convocado en las tres capitales vascas y en Pamplona manifestaciones esta tarde para protestar contra los recortes.