El hospital de Sant Pau paraliza el ERE

La medida se suspende temporalmente tras el recurso del sindicato Médicos de Cataluña

No ha alcanzado las tres semanas de vigencia y el ERE ha entrado ya en cuarentena. Después de que algunos de los 1.397 empleados del hospital de la Santa Creu i Sant Pau afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) empezaran el pasado 20 de enero a firmar los despidos temporales, el Departamento de Empresa y Ocupación comunicó ayer la suspensión provisional del mismo a través de un certificado acreditativo de silencio administrativo. El certificado del ERE deniega, por el momento, la suspensión temporal de empleo del 36% de los trabajadores de la plantilla del hospital con efectos retroactivos a partir del 28 de enero.

La causa de la suspensión se debe a que el sindicato de Médicos de Cataluña presentó un recurso a la Generalitat contra el ERE que afectaba a 1.397 empleados: 1.360 tenían que ser despedidos durante 15 días a lo largo del año, un trabajador reducía su jornada el 50% y 36 tenían que estar 15 meses parados.

La medida, que fue aprobada el 11 de noviembre del año pasado, se presentó como consecuencia de los recortes de la Generalitat, y para así poder reducir los 10 millones de déficit que tiene el centro sanitario.

“Esto es un caos, no sé si tengo que venir a trabajar, si me pagará este mes el INEM o me pagará el hospital”, replicaba ayer un empleado afectado. Muchos de los que han ido firmando el despido temporal han sido llamados para reincorporarse a sus puestos de trabajo. Fuentes sindicales informaron de que la suspensión del ERE se plantea como una situación “provisional”, ya que tiene vigencia hasta finales de 2012.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS