_
_
_
_

Patronal y sindicatos reivindican la estrategia de política industrial

Cierval, CC OO y UGT firman un acuerdo para agilizar la negociación colectiva El pacto a dos bandas plantea el combate conjunto contra la economía sumergida

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Paco Molina (CC OO), José Vicente González (Cierval) y Conrado Hernández (UGT) tras firmar el acuerdo para agilizar la negociación colectiva.
Paco Molina (CC OO), José Vicente González (Cierval) y Conrado Hernández (UGT) tras firmar el acuerdo para agilizar la negociación colectiva.KAI FÖSTERLING / EFE

La patronal autonómica Cierval y los dos sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, han reivindicado la vigencia de la Estrategia de Política Industrial (EPI) pactada en noviembre de 2010 bajo los auspicios de la Generalitat que pretendía fomentar el empleo de calidad y recuperar el peso de la industria en la economía valenciana. José Vicente González, presidente de Cierval, aludió el jueves a la “ineludible puesta en marcha” de una estrategia pactada al más alto nivel, con compromisos y plazos concretos de actuación, para detener la desindustrialización creciente en territorio valenciano. “Que se ponga en marcha, con todas las prioridades que se quieren introducir, pero que se ponga en marcha”, sentenció González.

Conrado Hernández, secretario general de UGT, recordó el solemne acto de firma de la estrategia de impulso industrial acordada con un horizonte hasta 2015 que se celebró en el Palau de la Generalitat. “El acuerdo permanece en el limbo de los justos”, lamentó Hernández, “necesitamos crear empleo, pero empleo de calidad en el ámbito industrial, lo menos que se puede decir de la estrategia industrial es que permanece en estado de hibernación”.

Paco Molina, secretario general de CC OO, apuntó: “Por cada empleo industrial directo, tres empleos indirectos, impepinable”. Molina añadió: “Ante la situación de emergencia económica y social que vive este territorio, no podemos dilapidar las cosas que hemos hecho bien”. “Aquí falta una parte”, siguió, en alusión a la Generalitat, “tienen que cambiar cosas que se están haciendo y, sobre todo, las que no se están haciendo”.

Los tres máximos dirigentes de los agentes “reconocidos constitucionalmente” como garantes del diálogo social escenificaron su unidad de acción en materia de impulso industrial con la firma de un acuerdo general sobre relaciones laborales y negociación colectiva que reza textualmente: “Los agentes sociales se comprometen a trasladar al Gobierno autonómico una propuesta de actuación dentro de la Estrategia de Política Industrial 2011-2015 que permita una mejor y más eficaz asignación de recursos y que suponga una apuesta estratégica para los próximos años”.

"Por cada empleo industrial directo, tres empleos indirectos"

El conjunto del pacto es un trasunto del acuerdo firmado el pasado 25 de enero, de ámbito estatal, entre CEOE y los dos grandes sindicatos. Pero adaptado a la realidad de la Comunidad Valenciana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Consagra, por ejemplo, la primacía de los convenios de ámbito provincial como referencia para la negociación en las pequeñas y medianas empresas. “La realidad económica de la Comunidad Valenciana es la que es”, dijo González, “nuestro tejido está compuesto muy mayoritariamente por pequeñas y muy pequeñas empresas y los convenios provinciales resultan muy útiles como referencia”.

Apunta líneas de actuación conjunta para combatir la economía sumergida; apunta la necesidad de impulsar el empleo de calidad y la formación permanente; dedica todo un apartado a la igualdad de género; consagra el acceso de los trabajadores a la información necesaria para llegar a acuerdos sobre flexibilidad de jornada; y establece que cualquier modificación de turnos y horarios deberá atender a la situación personal y familiar de cada empleado para garantizar la conciliación.

Patronal y sindicatos consagran además las comisiones paritarias para agilizar las negociaciones de los convenios y para revisar los posibles desacuerdos de interpretación que puedan surgir entre las partes.

"El camino para salir      no puede ser ir hacia          una sociedad 'low cost"

Más allá del contenido, los tres firmantes destacaron la conveniencia de consagrar el diálogo social en un momento crítico y apenas unas horas antes de que el Gobierno aborde la reforma laboral que tiene previsto acordar hoy el Consejo de Ministros y que podría enturbiar las relaciones laborales.

Hernández destacó que el pacto persigue “trasladar un mensaje claro de confianza” a toda la sociedad a pesar de las dificultades del momento económico. “Buscamos alternativas para evitar la destrucción de empleo y promover la creación de empleo”, añadió, “a través de estrategias dirigidas a un cambio de modelo productivo”.

El secretario general de CC OO destacó el papel social de los interlocutores reconocidos frente a los mensajes catastrofistas de otras voces, en alusión directa a la Asociación Valenciana de Empresarios. “El camino para salir de la crisis no puede ser ir hacia una sociedad low cost”, dijo Molina.

González, por su parte, reiteró una vez más que los recortes de gasto son necesarios, pero no pueden ser la única medicina para superar la crisis: “Solo se equilibran las cuentas creando empleo, solo el ajuste, sin medidas de impulso económico, no produce sino más desempleo”.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_