Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento aprueba el plan de calidad del aire que sube los parquímetros

La Junta de Gobierno le ha dado el visto bueno tras casi dos meses de su presentación a la prensa

Se abre un plazo de 30 días para presentar alegaciones

Nube de contaminación sobre Madrid, vista desde Torrelodones el pasado día 4. Ampliar foto
Nube de contaminación sobre Madrid, vista desde Torrelodones el pasado día 4.

El Plan de calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid ha pasado hoy por la Junta de Gobierno, que lo ha aprobado inicialmente. Cuando se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid pasará a estar en exposición pública, y los ciudadanos podrán presentar alegaciones. El texto ha sufrido pequeñas modificaciones, según ha explicado esta mañana el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva.

Entre ellas, alguna de Ecologistas en Acción, que pedía más información sobre la metodología utilizada por la Universidad Politécnica para calcular la reducción de emisiones contaminantes que supondrá la aplicación de las medidas del plan. El anexo aún no está disponible para su consulta, ya que el texto colgado en la web municipal es el mismo que se presentó hace cerca de dos meses a los medios de comunicación.

Entre las escasas novedades del plan destaca la incorporación de un Sistema de Alertas en Salud Ambiental al Sistema de Vigilancia, Predicción e Información, que consiste básicamente en que los profesionales de Madrid Salud intervendrán en caso de que se produzca una situación de aviso o de alerta por alta contaminación. Su misión será avisar a la población de riesgo (personas mayores, enfermos de asma, niños...) que tengan en su entorno del episodio y les ofrezcan las recomendaciones habituales: evitar hacer ejercicio al aire libre, sobre todo en caso de problemas respiratorios.

En realidad, es muy improbable que se alcance el nivel oficial de aviso a la población, y más aún el de alerta. El año pasado por estas fechas, cuando un anticiclón prolongado hizo que la contaminación por dióxido de nitrógeno fuera muy elevada durante dos semanas seguidas, el umbral de aviso no llegó a superarse. Sin embargo, el Ayuntamiento decidió usar los paneles informativos de la M-30 para alertar de la situación y pedir a los madrileños que usaran el transporte público. No estaba obligado a ello, según su propio protocolo, pero días antes Barcelona había tomado la decisión de reducir la velocidad de entrada a la ciudad para tratar de rebajar los niveles de polución.

El plan de calidad del aire es la base de la solicitud de prórroga que Madrid debe presentar ante la Comisión Europea (a través del Ministerio de Medio Ambiente) para que le permita durante cinco años más superar el máximo de contaminación permitida por la legislación europea y la española. La prórroga aún no se ha presentado al Ministerio. 

Las principales medidas del Plan de calidad del aire que presentaron en diciembre el entonces alcalde Alberto Ruiz-Gallardón y la entonces concejal de Medio Ambiente Ana Botella consisten en tratar de desincentivar la entrada de coches particulares al centro de la capital. Todos los parquímetros del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) prolongarán su horario los días laborables. En lugar de funcionar hasta las ocho de la tarde, como ahora, habrá que sacar el tique hasta las nueve. Será así en toda la ciudad. Pero además, en el área central de Madrid, en la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que ha definido el Ayuntamiento como de actuación prioritaria por su tráfico intenso y su excesiva contaminación, el precio del estacionamiento subirá un 10%.

Entonces se anunció que estas dos medidas entrarían en vigor entre marzo y abril, según precisó el director general de Sostenibilidad y Movilidad, Javier Rubio. Sin embargo, la última fecha que se ha ofrecido es el mes de junio. La tramitación del plan (periodo de información pública y aprobación definitiva en Junta de Gobierno) y la modificación de dos ordenanzas municipales (las exige el cambio en el horario y en el precio del SER) está llevando más tiempo del previsto. El Consistorio ha calculado que obtendrá 3,9 millones de euros al año gracias al incremento del 10% en el aparcamiento del centro y otros tres millones por la ampliación del horario de pago hasta las nueve de la noche, aunque de esta última cantidad habría que restar algo más de un millón por los gastos que conllevará la medida, básicamente en personal extra.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información