Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diseñadores: el logo de Madrid 2020 no cumple “exigencias de rigor profesional”

El concurso muestra la “desconsideración” hacia el trabajo de los profesionales, aseguran

El diseño de un estudiante ganó la convocatoria y después una agencia de publicidad lo retocó

Carteles con el logotipo de la candidatura de Madrid a albergar los Juegos de 2020. Ampliar foto
Carteles con el logotipo de la candidatura de Madrid a albergar los Juegos de 2020. EFE

Seis asociaciones de diseñadores (de la Comunidad Valenciana, País Vasco, Galicia, Cataluña, Murcia y Asturias) consideran que la candidatura de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2020 y la imagen del diseño español ha quedado “en entredicho” tras el “fallido” resultado del concurso para elegir su logotipo, según un comunicado conjunto.

El concurso con el que se eligió el logo se convocó “con criterios de espectáculo más que de excelencia en la calidad, sin las más mínimas exigencias de rigor profesional”, aseguran. El diseño del logo se sacó a concurso entre estudiantes de diseño gráfico, a los que se ofreció como premio por resultar elegido un premio de 6.000 euros destinada a formación. Los diseñadores han visto en ese sistema “la desconsideración hacia el colectivo de profesionales del diseño”. También recuerdan que ese diseño lo retocó después una agencia de publicidad.

Los firmantes del escrito destacan que las bases del concurso incluían condiciones que, en su opinión, no respetan la creación y que resultan “absolutamente inaceptables”. En primer lugar, los participantes estaban obligados a ceder sus derechos de autoría. “Es inaceptable que la mera participación haya supuesto la cesión de derechos de todo el material presentado, no solo el trabajo ganador”, critican.

Diseño original presentado al concurso por Luis Peiret. ampliar foto
Diseño original presentado al concurso por Luis Peiret.

También consideran una decisión “desacertada” incluir “sin limitaciones de ningún tipo la cesión de cualquier derecho de transformación de la imagen original por un resultado final del que ni siquiera es responsable el estudiante ganador”. De hecho, el vencedor, Luis Peiret, declaró tras darse a conocer el logo oficial que no reconocía su diseño en el que finalmente se presentó en público. “Yo no tengo nada que ver con el diseño final del logotipo, es distinto al que había presentado. A mí me gustaba más el mío”, aseguró a EL PAÍS.

La decisión de encomendar a una agencia de publicidad la transformación final, en lugar de “optar por un equipo de profesionales del diseño se ha demostrado también como una equivocación”, añaden. Por todo ello, el resultado ha sido “fallido”, opinan los diseñadores, que se ofrecen a “asesorar y colaborar en las convocatorias futuras” y piden “respeto” hacia su profesión y los que la ejercen.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información