Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Prado cede 10 obras al Museo de Belas Artes de A Coruña

El préstamo compensa a la institución coruñesa por la devolución a Madrid de nueve lienzos de Carducho

Ya es historia la década larga de disputa que mantuvo el Museo de Belas Artes de A Coruña, dependiente de la Xunta, con el Ministerio de Cultura por nueve lienzos de Vicente Carducho. Desde anoche, y una vez restituidos los cuadros del siglo XVII del pintor italiano a su lugar de origen, el monasterio de Santa María del Paular en la sierra madrileña, cuelgan ya de las paredes del museo coruñés otras 10 pinturas cedidas sin plazo por el Museo del Prado. La compensación por devolver los cuadros de Carducho, según un acuerdo sellado en julio de 2011, refuerza “de manera notable la calidad de la sección de pintura antigua” de Belas Artes, destacó su responsable, Ángeles Penas.

 Se habilitó una sala específica para exponer estas 10 obras barrocas, esencialmente de carácter religioso o de temática mitológica, y entre las que también se incluyen dos del propio Carducho. Tres de esas pinturas prestadas por el Prado permitirán, según Penas, contextualizar dos de los bienes más preciados de la pinacoteca coruñesa: dos tablillas de Rubens pintadas por encargo de Felipe IV para decorar uno de sus pabellones de caza. Relación directa con esas tablas tienen El amor dormido de Erasmus Quellinus y La caída de Ícaro de Gowy. Importante para A Coruña es también, según destaca Belas Artes, el lienzo de Jean Baptiste Borkens titulado La apoteosis de Hércules, el dios grecoromano que según la leyenda fundó la ciudad.

En esta nueva cesión del Prado, que en total tiene prestadas en el museo coruñés un total de 75 obras, también destaca Jugadores de naipes de Theodoor Rombouts ya que permite a Belas Artes incorporar la pintura de género a su colección permanente, una temática de la que no disponía hasta el momento. El museo nacional ha cedido además obras de Francisco Rizi así como los retratos de Margarita y Mariana de Austria que realizaron Juan Pantoja de la Cruz y Frans Luyck.