Un incendio forestal quema 70 hectáreas de pino blanco y matojos en L’Albiol

Un fallo en la línea eléctrica, posible causa del fuego, que afectó a la zona de Prades

Un incendio forestal, complicado por el viento, quemó ayer alrededor de 70 hectáreas de superficie de pino blanco y matojos en la localidad de L’Albiol (Baix Camp). En las labores de extinción trabajaron hasta 51 vehículos terrestres de los Bomberos de la Generalitat, cuatro helicópteros y dos aviones de vigilancia y ataque. El 90% de la zona afectada está incluido en el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) de las montañas de Prades.

El fuego se declaró pasadas las once de la mañana cerca del kilómetro 4 de la carretera TV- 7046. Como medida de precaución por la proximidad de las llamas, a mediodía el Servicio Catalán de Tráfico ordenó cerrar ocho kilómetros de la vía. La clausura se prolongó durante toda la jornada. El incendio se originó en un paraje conocido como el Mas Blanc.

En un principio las llamas devoraron una decena de kilómetros de vegetación, en su mayoría pino blanco regenerado después del incendio que sufrió la misma zona en el año 2000.

Por eso, desde un primer momento los Bomberos de la Generalitat movilizaron 32 vehículos terrestres y cuatro aéreos. Sin embargo, el fuerte viento que azotaba la zona obligó a los aviones a retirarse y volver a tierra a mediodía. Debido a la adversidad meteorológica, las llamas prosiguieron devorando vegetación, escalando la cima del paraje montañoso de la zona. El viento atizó todo el día L’Albiol, con rachas de hasta 60 kilómetros hora. Aun así, a las cuatro de la tarde los aviones pudieron volver a las labores de extinción, lanzando agua desde la cabeza del fuego, que se ubicó en el denominado Pla de Graons, al este del punto de inicio de las llamas.

El delegado de la Generalitat en Tarragona, Joaquim Nin, se desplazó al centro de operaciones de los bomberos, en La Selva del Camp (Baix Camp), y se apresuró a demandar más efectivos. Los bomberos llegaron desde siete puntos de Cataluña. Trabajaron durante toda la tarde para detener la lengua del incendio, ya que se podía acercar hasta la urbanización Les Masies Catalanes, en Alcover (Alt Camp). Aun así, al final ningún vecino tuvo que ser evacuado y hacia las 18.30 horas el fuego entró en fase de control. Ante las previsiones de viento también durante esta madrugada, el director general de Prevención de Incendios y Salvamento, Jordi Gassió, ordenó que cinco equipos de los Bomberos siguieran remojando la zona durante el día de hoy. También continuarán las reuniones de seguimiento entre la Generalitat y el Ayuntamiento de L’Albiol. En esta localidad el suministro eléctrico quedó inhabilitado y los vecinos han utilizado generadores para pasar la noche.

Ahora los investigadores recopilan datos para descubrir las causas del incendio. Según las primeras hipótesis, podría haberse originado justo debajo de un cableado eléctrico. El Consistorio de L’Albiol lleva años tratando de reubicar la línea eléctrica, aunque hasta el momento todos los planteamientos han sido rechazados por los habitantes cercanos. De hecho, el fuego que devastó 500 hectáreas de la misma zona y llegó hasta Alcover en el año 2000, según los agentes rurales, se inició porque dos cables hicieron contacto y causaron chispas. En aquella ocasión las llamas llegaron a los municipios cercanos y quemaron algunas casas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50