Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Recortes educativos y teatro

Los ajustes del Consell y la suspensión de las funciones de teatro escolar perjudican también a los profesionales y las compañías del sector

Queridos compañeros del sector educativo:

Desde hace años las compañías que nos dedicamos al teatro infantil también llevamos a cabo una importante labor pedagógica que contribuye a complementar el trabajo que se realiza en las aulas. Por eso comprendemos vuestra indignación por las decisiones que están tomando nuestros representantes políticos y las apoyamos, como artistas, educadores y padres. Su gestión de la crisis, injusta y preocupante, está llevando a un estado de precariedad insoportable a los centros educativos con recortes en los sueldos de los funcionarios, en las plantillas y en los recursos necesarios para impartir una educación de calidad, imprescindible para que nuestro país tenga futuro.

Las compañías de teatro infantil

Crear y mantener esta frágil red teatral ha requerido un gran esfuerzo conjunto, al carecer, en muchos de los casos, de apoyos económicos institucionales, se sostiene por la voluntad y cariño de todas las partes. Por eso os pedimos que reconsideréis vuestra decisión de suspender la asistencia a las funciones de teatro escolar como medida de presión ante la Administración autonómica. Esta decisión perjudicará notablemente a los niños y conlleva un gravísimo daño a las compañías de teatro infantil. Sólo las afiliadas a AVETID en los últimos días han sufrido 123 anulaciones, lo que ha afectado a 15.612 niños.

Nosotros no somos ni un parque temático ni una gran instalación museística, somos el último y más débil eslabón de la cadena educativa. Muchas salas y compañías están resultando víctimas colaterales de este enfrentamiento con la Administración y se encuentran al borde de la quiebra. Por eso pensamos que es necesario que todos nos unamos en la defensa de una educación pública de calidad. Exijamos a los políticos que se replanteen sus decisiones, que recorten en gastos superfluos —después de tantos años de inversiones ruinosas— comenzando por sus propias prebendas. Pero no acabemos con las modestas actividades extraescolares, con la gente que fabrica la cultura, porque sin ella seremos un país aún más pobre, apático e inculto, que formará ciudadanos con menor criterio y capacidad para cambiar y mejorar las cosas.

Mª Ángeles Fayos. Presidenta de la Associació Valenciana d’Empresaris de Teatre i Circ (AVETID).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS