Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La clase obrera toma el Espai d’Art

Castellón exhibe el espíritu comprometido del pionero del vídeo Darcy Large, el fotógrafo sorprendido por las diferencias sociales

Muestra de las fotografías y vídeos de Darcy Large en el Espai d’Art de Castellón.
Muestra de las fotografías y vídeos de Darcy Large en el Espai d’Art de Castellón.

Comenzaban los años setenta cuando Darcy Lange (1946-2005), artista neozelandés, viaja a Inglaterra y se queda sorprendido por la diferencia de clases. Decide entonces realizar un estudio para examinar los hábitos de la clase alta y de la clase obrera. Para ello graba en 16 milímetros cómo transcurre una comida familiar en una casa de cada una de estas dos clases. Ahora estas dos grabaciones se pueden ver en la exposición que el Espai d’Art Contemporani de Castellón (EACC) dedica a este pionero del vídeo documental.

Darcy Lange: Estudio de un artista en su trabajo recoge los proyectos que el artista desarrolló durante los años setenta en Reino Unido, Nueva Zelanda y España, de donde registró el trabajo rural en el municipio turolense de Cantavieja. Gracias a este trabajo, realizado en 1975, han quedado grabadas escenas ya extinguidas como el arado con bueyes. En total, en Cantavieja realizó nueve estudios para captar las actividades agrícolas como el arado con tractores, con vacas, mulas y toros, el segado a mano y a máquina del trigo, la recolección de verduras y el pastoreo. En todos los casos se trata de grabaciones largas de las tareas. “Muchos de estos trabajos ya han desaparecido, por lo que la exposición no solo tiene interés dentro del videoarte”, explica la comisaria de la muestra, Mercedes Vicente, quien destaca que Lange fue pionero en utilizar el vídeo.

En Cantavieja grabó escenas extinguidas del arado con buey y en Nueva Zelanda a activistas maoríes

 

 

En el Espai también se pueden ver fotografías y vídeos de sus trabajos en Inglaterra. Vicente explica que, a partir de 1971, el artista neozelandés se introduce en cinco fábricas y minas inglesas. “Está muy interesado en el análisis de la obra en movimiento y en la fotografía”, apunta. Pero sus obras van más allá de la escena meramente laboral. “Lange no solo está interesado en grabar al personaje trabajando, sino que también recoge las escenas de ocio de esos trabajadores”, afirma la comisaria. Con estas piezas se convirtió en uno de los primeros artistas en incorporar el plano secuencia para registrar en tiempo real al mundo obrero. No fue hasta más tarde cuando comienza a planificar y estructurar sus grabaciones. Deja de grabar sin un orden prestablecido y elige a su grupo de trabajadores para documentarlos en cine, vídeo y fotografía. “Quería resaltar las diferencias entre el cine y el vídeo”, dice Mercedes Vicente.

La exposición recoge también sus documentales sobre los activistas maoríes de Nueva Zelanda y su lucha por conquistar los derechos sobre la tierra. Así como su carrera artística. No en vano, Darcy Lange era un enamorado de la guitarra flamenca y estudió en Sevilla con su maestro Diego del Gastor.

La muestra, inaugurada el pasado viernes, se podrá visitar en el EACC hasta el próximo 29 de abril.