“Solo queremos un sitio para rezar”

Albiol impedirá que un millar de musulmanes oren los viernes en un parque público Las mezquitas de Badalona solo tienen capacidad para 200 personas

Musulmanes rezando, ayer en las instalaciones  municipales deportivas del barrio de Sant Roc de Badalona.
Musulmanes rezando, ayer en las instalaciones municipales deportivas del barrio de Sant Roc de Badalona.TEJEDERAS

Desde hace seis años, los viernes a las dos de la tarde las pistas deportivas de la plaza de Camarón de la Isla del barrio de Sant Roc de Badalona se llenan: un millar de fieles musulmanes de origen paquistaní y marroquí acuden a este espacio ante la falta de una mezquita en la ciudad que pueda acoger el rezo más importante de la semana.

El alcalde de la ciudad, Xavier Albiol (PP), está ahora a punto de mandar esta corta pero sentida tradición al baúl de la historia. Hasta la fecha, los rezos han transcurrido sin incidentes destacables, salvo el enfado de algunos vecinos el pasado día de Reyes, que cayó en viernes, porque al mediodía sus hijos no podían estrenar sus juguetes nuevos. La policía local optó entonces por desalojar la plaza.

Albiol ya avisó en su toma de posesión, el pasado junio, que quería acabar con este rezo porque se celebra en la vía pública, y ha comunicado a los fieles que deben trasladar su ceremonia a un recinto privado antes de la primavera, cuando las máquinas excavadoras iniciarán unas obras de reforma de las pistas.

El PSC e ICV critican que el alcalde, del PP, genere tensión en “algo que era pacífico”

La falta de espacio para la congregación del viernes viene de lejos. La asociación islámica Camino de la Paz inauguró en 2009 una mezquita a dos calles de distancia de la plaza. Además, la semana pasada, Albiol, sin mayoría absoluta en el Consistorio, aprobó la construcción de otro local para usos religiosos en el barrio de Sant Pau.

El problema no reside en el número de recintos, sino en su capacidad. Juntas, las dos mezquitas pueden albergar a unas 200 personas, cuando solo en Badalona, entre paquistaníes y marroquíes, suman más de 11.000 personas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los musulmanes piden que el Ayuntamiento les ayude a encontrar una nave lo suficientemente grande como para que quepan las 1.000 personas que se reúnen los viernes. Mohammad Iqbal, portavoz de Camino de la Paz, asegura que el dinero no es un problema, porque se financiaría con donativos, como ya se hizo con el primer local. El emplazamiento tampoco les preocupa.“Nos da igual que el local esté en un polígono”, comentó ayer. “Nosotros sólo queremos un sitio para rezar tranquilos”, añadió Khan Asad, presidente de la Comunidad Paquistaní en Badalona.

Al rezo también se personaron, en calidad de espectadores, figuras políticas. “Hasta ahora esto era algo pacífico y ha sido con el cambio de Gobierno cuando ha empezado el clima de tensión”, critica José Durán, del PSC. En opinión de Carles Sagues, presidente del grupo municipal de ICV-EUiA, el PP “lo que está haciendo es no aceptar la realidad de que Cataluña y Badalona son plurales”.

Tres asociaciones musulmanas se reunirán el lunes con el concejal de Seguridad, Miguel Jurado, para tratar de solucionar el problema.

 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS