Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comité de empresa del Liceo pide alternativas al ERE

Los trabajadores consideran que el teatro es viable con el presupuesto actual y optimizar recursos

El comité de empresa del Gran Teatro del Liceo manifiesta en una nota hecha pública su “sorpresa e indignación” ante las noticias sobre las radicales medidas que la dirección general del teatro prepara para afrontar la honda crisis que atraviesa el coso lírico. La semana pasada trascendió que se estudia cerrar dos meses el Liceo este año (marzo y junio), suprimir espectáculos programados y presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal por el que los 390 trabajadores del teatro se quedarían esos dos meses sin empleo ni sueldo. El comité exige a la dirección que se plantee una alternativa al ERE y proponga una nueva programación más económica y que optimice los recursos. Asegura que la dirección no lo ha convocado para comunicarle la presentación del ERE y que las noticias aparecidas “alteran una paz social conseguida con el esfuerzo de los trabajadores tras la firma de un pacto que significaba flexibilidad y estabilidad para la presente temporada”.

El comité deplora que no se hable de “la mala gestión económica y artística de los directivos del teatro”, que han sido, señala, “incapaces de prever un descenso anunciado de los ingresos públicos, de potenciar la captación de recursos privados y coordinar un plan de viabilidad”. En su nota, el comité opina que la cancelación de títulos no solo es “un desprestigio” para el Liceo, sino que lo que supone un ahorro de entrada “es a la larga un perjuicio (abonados que se quedan sin funciones, cancelación de contratos de cantantes, inactividad de los cuerpos estables del teatro, etcétera)”.

El comité considera que la cancelación de producciones “no ha de suponer un paro de los cuerpos estables, que pueden ofrecer alternativas como conciertos o producciones más económicas”. Los representantes de los trabajadores recalcan que “incluso en el panorama económico actual, un teatro de ópera es totalmente viable con 46 millones de euros de presupuesto siempre y cuando el uso sea el correcto”.