Abandonados junto al río

La Generalitat retirará las reses bravas sin dueño que pastan en una isla entre Tortosa y Amposta

Una de las reses abandonadas, muerta junto al Ebro.
Una de las reses abandonadas, muerta junto al Ebro.JOSEP LLUÍS SELLART

La Generalitat retirará en primavera la población de vacas y toros bravos de la Illa dels Bous, paraje fluvial en el río Ebro situado entre Tortosa y Amposta, tras la muerte de seis de los 15 ejemplares que pastan libres en la zona. Un ganadero los abandonó allí hace una década y eran muy populares, hasta el punto de dar nombre a la isla fluvial donde desde hace 60 años ha habido ganadería bovina. La muerte de los animales puede haberse producido por falta de comida o por enfermedad, sostiene Aïda Gascón, portavoz de la ONG Anima Naturalis. En las últimas semanas, han sido varios los vecinos de la zona que se han acercado en barca para darles pienso, pero los animales lo rehusaban.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS