Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cárcel para dos de los detenidos por el asesinato de un senegalés en el Besòs

El juez dicta prisión provisional para el padre de la familia gitana que agredió a Ibrahima Dyey y para uno de sus hijos, presunto autor material de los hechos

Dos de los cuatro detenidos por el crimen del Besòs han ingresado hoy en prisión provisional por orden del juez. Antonio F. P., el hombre que reprendió a varios senegaleses por jugar al fútbol en la calle -lo que originó la disputa-, ha ingresado en la cárcel como presunto autor de un delito de asesinato por inducción. Tras la disputa con los subsaharianos, el hombre subió a su casa, cogió una pistola y bajó armado a la calle acompañado por tres de sus hijos. Uno de ellos, Antonio F. G., efectuó el disparo que impactó en el tórax de Ibrahima Dyey y le mató, según el juez.

El Juzgado de Instrucción número 12 de Barcelona, que hoy se encuentra en funciones de guardia, tomó declaración a los cuatro detenidos por los Mossos d'Esquadra. Los otros dos hermanos, Salvador F. G. y Rafael F. G., han quedado en libertad provisional. El primero de ellos, por un presunto delito de lesiones. Y el segundo, por amenazas. El juez ha impuesto a todos los detenidos medidas cautelares: retirada del pasaporte, prohibición de salir de la ciudad de Barcelona, orden de alejamiento de 500 metros de las personas que han declarado como testigos y obligación de comparecer cada lunes ante el juez.

El titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona, Josep Maria Pijoan, se encargará de la investigación porque se encontraba de guardia el pasado martes, cuando ocurrieron los hechos. El asesinato ha destapado un conflicto de convivencia en el barrio del Besòs de Barcelona y ha generado recelos entre las comunidades senegalesa y gitana.