Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLÍTICA REGIONAL

Solo las grandes superficies aplauden la ampliación horaria total de Madrid

Los centros comerciales creen que la medida mejora la eficiencia de las compañías

PSM: "Aguirre actúa más como delegada de Carrefour que como presidenta"

La asociación de consumidores CECU tilda de "barbaridad" la liberalización de horarios

Si no surgen impedimentos y los trámites no se complican, la Comunidad de Madrid se convertirá el próximo mes de mayo en la primera de España en permitir a todos los comercios que decidan sus horarios de apertura y cierre durante todos los días del año. La medida ya se conocía, aunque desde el anuncio hecho por Esperanza Aguirre en octubre al anteproyecto de ley aprobado esta mañana por el Consejo de Gobierno hay una sustancial diferencia. En un principio, el plan era ampliar la liberalización del sector de los comercios con menos de 300 metros cuadrados de superficie, que ya tienen libertad horaria de lunes a sábados, a aquellos de hasta 750 metros. Ahora, se incluye también a las grandes superficies -las que tienen más de 2.500 metros-. Libertad total para todos.

De momento son precisamente los comercios grandes los que mejor han acogido el cambio. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) -en el que están representados Alcampo, El Corte Inglés o Fnac, entre otros- cree que esta medida es "muy positiva". En un comunicado, la asociación considera que "los cambios habidos en la sociedad española en las últimas décadas" con hogares unipersonales, familias monopare3ntales o parejas sin hijos,  representan "cerca de la mitad del conjunto de los hogares y el comercio debe dar respuesta a las nuevas demandas, sobre todo de mayor flexibilidad en el tiempo de compra". ANGED considera que la decisión de la Comunidad de Madrid "contribuirá a mejorar sustancialmente la eficiencia de las compañías, que podrán así desarrollar todo su potencial inversor y de creación de empleo". Los comercios pequeños no comparten esta idea.

El consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, ha explicado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que la decisión se adoptó a petición de la patronal del sector, que consideraba que limitar la medida a ciertos comercios significaba "segmentarla". Las asociaciones que representan a los empresarios del comercio, ha añadido Manglano, sostienen que una medida parcial generaría "confusión" a comerciantes y consumidores y que, a la larga, perjudicaría la dinamización del sector, que es el objetivo que se asegura pretender, por lo que la Comunidad ha decidido modificarla en este anteproyecto. El consejero ha precisado que esta medida incluye la libertad para que los comercios madrileños puedan vender alcohol o tabaco las 24 horas del día, los 365 días del año.

La decisión de que los 70.000 comercios de la región abran a su libre albedrío no ha sentado nada bien a la oposición, los sindicatos y las asociaciones de consumidores. Por parte de los primeros, el diputado regional del PSM Antonio Miguel Carmona ha considerado que la dirigente madrileña "actúa más como delegada de Carrefour y Alcampo" que como presidenta regional. "Los comercios que no podían abrir eran los grandes porque destrozan a los pequeños. Esto lo sabe casi toda Europa menos Aguirre, que no es liberal, es simplemente conservadora", ha manifestado Carmona en la Junta Municipal de Chamberí.

Carmona considera que Aguirre "está poniendo en peligro 250.000 empleos en el sector comercio y sobre todo, el pequeño comercio". "Por cada empleo que se genera en un gran superficie  se destruyen cuatro en un pequeño comercio", ha explicado. "Madrid, después de que llegase esta presidenta comercicida, es la comunidad que más metros cuadrados de gran superficie comercial tiene por cada mil habitantes", ha dicho el diputado autonómico.

Por su parte, el portavoz de la Confederación de Asociación de Consumidores y Usuarios (CECU) de Madrid, Antonio López, ha tildado de "barbaridad" la liberalización y ha criticado que no se haya tenido en cuenta a los consumidores a la hora de elaborar la ley. López ha dicho que "sinceramente" no entienden una decisión que "desequilibra la competencia porque el pequeño comercio no va a poder abrir las 24 horas y, al final, va a cerrar". A su juicio, "no está acreditado" que la apertura de horario "genere más trabajo puesto que en la Comunidad de Madrid ha crecido el desempleo en los últimos meses".

El presidente de la Confederación de Comercio de CEIM y de la Confederación de Comerciantes y Empresarios de Madrid, Hilario Alfaro, ha pedido al Gobierno regional que introduzca una moratoria de cinco años para que los establecimientos puedan adaptarse. Entre otras razones, porque "hay convenios colectivos que prohíben expresamente trabajar el domingo y es necesaria una gran reforma laboral para adaptar la situación".

Alfaro asegura que el anteproyecto no cuenta con el apoyo de la patronal madrileña sino solo tiene el beneplácito de su presidente, Arturo Fernández. El responsable ha acusado a la Consejería de Economía de tener un "desconocimiento total del entramado comercial de la región ya que el 40% de los comercios no tiene trabajadores y el 23% solo cuenta con un empleado" lo que, a su juicio, hace "imposible" abrir siete días a la semana.

"Además, el 86% de los consumidores está satisfecho con los horarios que hay en estos momentos", ha añadido Alfaro, para quien la medida  "sólo beneficia a los grandes centros comerciales". En cambio, el Ayuntamiento de Madrid apoya la intención de la Comunidad, pero esperará a conocer el contenido concreto de la propuesta, ha dicho el delegado madrileño de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Miguel Ángel Villanueva.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información