Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aquí compra el amigo invisible

¿Qué deparará el maldito papelito? ¿El familiar raro, el compañero anodino? He aquí una cuidada selección para encontrar ese regalo versátil y de bajo presupuesto

Femisa, objetos perdidos es un bazar de diseño con celo estampado o jabones. Ampliar foto
Femisa, objetos perdidos es un bazar de diseño con celo estampado o jabones.

Abres el papelito del amigo invisible (o el mail, ahora que hay webs que te organizan el sorteo) y te ha tocado la cuñada cuyo apellido nunca supiste o el tipo raro de Sistemas. Tranquilidad, en Madrid hay buenas tiendas con regalos baratos y divertidos para quedar bien a ciegas.

1. Curiosidades y caprichos. "Aquí todo es fácil de regalar", dice Bernardo Corachán, copropietario de Femisa. En su sorprendente bazar hay modernas agendas y juguetes de hojalata retro. Muy cerca, en Nest, Nadine Walker llama a lo que vende "caprichos": "Hay que regalar lo que uno no se compraría". Recomienda cuencos de vinilos reciclados (14 euros), sets de origami (12) o delicadas pantallas de papel (11,50) que convierten una copa de vino y una vela en una lamparita. Femisa. Corredera Baja de San Pablo, 8. Nest. Plaza de San Ildefonso, 3.

Velas Winsor, de Madrid3.
Velas Winsor, de Madrid3.

2. Madrid de bolsillo. Madrid3 vende recuerdos como una goma con la señal de libre de los taxis o clicks vestidos del Atleti. "Tenemos más público nacional que extranjero, así que no podemos caer en la caspa", dice Gloria Rodríguez. Ofrece regalos "neutros" como una taza sobre la que se puede escribir (8,50) y otros con más retranca, como la vela Windsor (9,50) que conmemora el mítico edificio incendiado en 2005. Madrid3. De la Cruz, 35 y Centro Comercial Esquina del Bernabeu.

3. Todo a cien de diseño. La cadena danesa Tiger ofrece objetos tanto prácticos (jabones, bolis) como deliciosamente inútiles (bola de plasma, cojín pedorreta). Abrió su primera tienda en Madrid en 2008 y ya tiene ocho. ¿Auricular retro para el iPhone? 15 euros. ¿Calculadora bling bling como de Swarovski? ocho. Es un poco como el último tramo de un IKEA, cuesta no echarlo todo a la bolsa. Tiger. Varias direcciones y www.tiger-stores.es

El gato oriental, de Madrid3.
El gato oriental, de Madrid3.

4. Ese no sé qué japonés. No pone Muji en ningún sitio, pero sabes que es suyo. Sus hasta 8.000 objetos de diseño nipón comparten un espíritu de pulcritud y sencillez que suele agradar. Un no sé qué que comparten los calcetines Tabi (con separación de dedo gordo para sandalias, seis euros) y su kit de herramientas para bici (13,50). Triunfan sus piezas de madera como el árbol imantado para los clips (10). Muji. Fuencarral, 36-38, y Goya, 9.

5. Artesanía indie. Las dueñas de La Integral eligen pequeñas piezas artesanales de marcas indies como Yohi & Olivia (monederos con orejas y cremallera-boca desde 12 euros). Entre los best-sellers para el amigo invisible, los poemarios en forma de librillo de papel de fumar de Abel Figueras (cuatro euros) o el periódico de flores frescas de itunube (8,50 euros). La Integral. León, 24.

6. Aquí hacemos amigo invisible. En las tiendas Natura hay carteles en los que se lee: "amigo invisible". Dan ideas como la taza / objetivo Canon que por 10,90 enamorará a cualquier aficionado a la foto o el supermando a distancia (12 euros) que promete no perderse en el sofá. De cuadernos como tabletas para hacer la broma (¿no querías un iPad?) a papel higiénico con sudokus.

Taza de Igor, de Mong.
Taza de Igor, de Mong.

7. Generación plástica. Es mentira que uno no tiene nada que ver con sus compañeros de oficina o su grupo de antiguos alumnos: compartimos generación y un sinfín de referencias culturales, de Bud Spencer al abuelo de Heidi. En Mong hay tazas (ocho euros) con personajes como Igor, Harry el Sucio o Tony Soprano. Pero el nirvana de los regalos nostálgicos se llama Popland, un planeta donde la abeja Maya y los Space Invaders siguen siendo lo más. Mong. León 26. Popland. en http://popland.es.

Taza-objetivo canon, en las tiendas Natura.
Taza-objetivo canon, en las tiendas Natura.

8. Arte por 10 euros. Las tiendas de museos son un género en sí mismas. Reúnen objetos entre el souvenir y el guiño de diseño. En el Thyssen hay marcapáginas con las damas de sus obras maestras (siete euros). En Caixaforum venden calendarios en blanco para artistas en ciernes (11,40 euros).

9. Ironía china. En cada barrio hay una tienda de diseño irónico. Como en las rebajas, en los chinos hay que saber buscar y tener sentido del humor. Al fiestero se le puede regalar una bola de discoteca por ocho euros, del chino de Corredera Alta de San Pablo, 1, donde hay camisetas para perros a 10 y gatos dorados que saludan y dan suerte por cinco.

10. A nadie le amarga un dulce. Si todo lo demás falla, regale dulces. En la sueca Oomuombo las chuches se preparan en coloristas brochetas y cubos (a partir de 1,80 euros los 100 gramos) y para algo más castizo, la centenaria Casa Mira ofrece lenguas de gato por 13 euros y una cajita de violetas por 3,20. Oomuombo. www.oomuombo.com. Casa Mira. Carrera de San Jerónimo, 30.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram