Cómo está el servicio: 35 empleadas del hogar entran en el museo

El IVAM de Valencia abre sus puertas a las trabajadoras domésticas, que protagonizan una exposición entre lo artístico y lo etnográfico

'No somos como de la familia', (en colaboración con Territorio Doméstico), 2021. Ana Penyas. Cortesía de la artista.
'No somos como de la familia', (en colaboración con Territorio Doméstico), 2021. Ana Penyas. Cortesía de la artista.

En los patios interiores de los edificios de la calle de Colón de Valencia, una de las más caras de la ciudad, se oían canciones de diversos lugares de España. Eran las internas, las criadas, que entonaban letras tradicionales mientras planchaban, lavaban o cocinaban. Hoy, las empleadas del hogar, las cuidadoras, las mujeres de la limpieza, las trabajadoras domésticas siguen cantando, pero la mayoría de sus voces proceden de lejos, de América Latina, de los antiguos países del Este. Son las migrantes, exponentes del cambio económico y social experimentado con la globalización también de los cuidados mientras Occidente envejece a la carrera.

Un cambio que la ilustradora Ana Penyas, premio Nacional de Cómic 2018, refleja en sus dibujos y la investigadora social Alba Herrero explica en el discurso que conforma la exposición En una casa. Genealogía del trabajo del hogar y los cuidados. Ambas son las responsables de esta muestra híbrida, de contenido gráfico y etnográfico, visual y sonoro, archivístico y novedoso, documental y ficticio, a partir del testimonio de 35 mujeres nacidas entre 1930 y 1997, la mayoría empleadas, pero también algunas empleadoras. Una propuesta insólita porque abre las puertas de un museo, el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), a un colectivo hasta ahora ignorado por instituciones que históricamente han pretendido exhibir y conservar el patrimonio, además de marcar el canon. Y que, saliendo del letargo decimonónico, buscan capturar ahora el signo de los tiempos, participar y promover el debate social a través del arte.

Una de las ilustraciones de Ana Penyas en la exposición del IVAM.
Una de las ilustraciones de Ana Penyas en la exposición del IVAM.IVAM / Valencia (11 de noviembre 2022-23 de abril 2023)

El resultado es una interesante síntesis sociológica a cuya accesible lectura contribuye sin duda la claridad del lenguaje del cómic de una artista como Penyas, de 35 años, que ya ha mostrado sus inquietudes sociales en sus historias gráficas anteriores, dedicadas a las mujeres de la posguerra, como su abuela, o al impacto del turismo en la vida de las personas. De modo que las reivindicaciones de las empleadas del hogar por la mejora de las precarias condiciones laborales, la lucha contra la explotación y por sus derechos —en definitiva, por su visibilización— atraviesan los diversos bloques cronológicos de los que consta la muestra.

El recorrido permite observar la evolución y lenta toma de conciencia del cuidatoriado, expresión acuñada por la investigadora del trabajo María Ángeles Durán para referirse a la clase social feminizada, que se acelera en los últimos años, como apunta Alba Herrero. Varios documentos dan cuenta de una huelga de sirvientas en 1936 en la población andaluza entonces denominada Cazorla de la Sierra. La llegada de la dictadura franquista arrambló con los pequeños avances operados en la República.

La realidad y la ficción se entrecruzan en la exposición, que se detiene, por ejemplo, en los espacios de socialización de las trabajadoras, que pueden ser el metro o el autobús que toman todos los días a la misma hora para ir a las casas. Muy reales y cercanas son las historias relatadas, como la de la anciana que no olvida ni “el hambre de la posguerra” ni su sentimiento de culpa por haberse comido el bocadillo que era para la niña que cuidaba, apenas unos años menor que ella, aunque ésta lo hubiese rechazado. O el testimonio de la sirvienta que nunca había visto el mar hasta que sus señoritos se compran un apartamento en la playa en la etapa del desarrollismo franquista. O el de la empleada acusada sin pruebas de haberse comido una fruta. También se describen casos de integración con las familias y de trato correcto.

La reproducción de fragmentos de las entrevistas con las mujeres, respetando la oralidad, confiere emoción y proximidad al recorrido expositivo. La muestra se completa con un fanzine que recoge el trabajo colectivo de 14 empleadas y un catálogo con las ilustraciones de Penyas y los textos de Alba Herrero; de la directora del IVAM, Nuria Enguita, y de estudiosas como Eider de Dios, cuyo libro Sirviente, empleada, trabajadora de hogar. Género, clase e identidad en el franquismo y la transición a través del servicio doméstico (Universidad de Málaga) ha sido un referente para este singular proyecto.

‘En una casa. Genealogía del trabajo del hogar y los cuidados’. IVAM. Valencia. Hasta el 23 de abril de 2023.

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.






Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS