_
_
_
_
EN POCAS PALABRAS

Elia Barceló: “Hace tiempo que ningún libro me impacta demasiado”

La ganadora del último Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil publica una novela negra

Elia Barceló, vista por Setanta.
Elia Barceló, vista por Setanta.

Elia Barceló (Alicante, 1957) ha explorado géneros muy diversos: fantástico, ciencia ficción, juvenil, historia, crimen. Ha ganado el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por El efecto Frankenstein (Edebé) y esta semana ha participado en BCNegra por su nuevo libro, La noche de plata (Roca).

La noche de plata es su primera incursión en la novela negra. ¿Qué le ha animado a ello?

De hecho no es la primera vez; lo que pasa es que yo hago lo que podríamos llamar “novela negra integral”, en la que no solo interesa el crimen y dar con el culpable, sino mucho más los personajes, su pasado, sus razones y el ambiente donde se mueven.

Su protagonista es una mujer detective de más de sesenta años. ¿Están cambiando por fin los clichés de la novela negra?

Yo, desde luego, estoy poniendo de mi parte para que la novela negra evolucione, y una mujer a la que le quedan cinco años de profesión, que tiene más de 30 de experiencia y más de 20 de futuro, me parece una excelente protagonista para nuestra época.

¿Puede deberse a que cada vez hay más autoras que exploran el género?

Tiene que ver, probablemente, con que las mujeres estamos aportando una forma distinta de mirar, una perspectiva que hasta ahora no había tenido ocasión de plasmarse en un mundo dominado por lo masculino.

Ha ganado recientemente el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. ¿Qué tiene que tener un libro para conectar con un joven de hoy?

Personajes con los que identificarse, dilemas éticos que le hagan reflexionar, una trama que le prenda con aventuras, amor, misterio... básicamente lo mismo que una historia para adultos.

¿Qué libro le ha impactado más últimamente?

Hace tiempo que ninguno me impacta demasiado.

¿Y su favorito de todos los tiempos?

1984, de George Orwell.

¿Cuál tiene ahora en su mesilla de noche?

Varios, como siempre. La oscuridad es un lugar, de Ariadna Castellarnau; La memoria eres tú, de Albert Bertrán Bas, y un par de manuscritos de colegas.

¿Uno que no pudiera terminar?

Varios, porque hace tiempo decidí que la vida es breve y hay demasiados libros que leer. Si uno no me prende cuando llevo el veinte por ciento leído, lo dejo.

¿En qué película se quedaría a vivir?

En ninguna. Los diálogos son demasiado breves, los personajes no piensan, hay música de fondo y las mujeres suelen tener poco papel.

¿Qué canción o tema musical elegiría como autorretrato?

El primer movimiento del Concierto de Colonia de Keith Jarret.

Si no fuera escritora, ¿qué le gustaría ser?

Astronauta, jardinera o pintora.

¿Qué encargo no aceptaría jamás?

Escribir algo que fuera contra mis principios.

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

El dinero, la fama y la juventud.

¿A quién le daría el próximo Premio Cervantes?

Lo daría cinco años seguidos a mujeres (por lo menos). Hay muchísimas que lo merecen y ha habido muy pocas premiadas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_