Opinión

Valencia (1995-2015): economía, urbanismo y algunas cosas más

Bajo el grito de 'I have a dream' de la alcaldesa, atábamos los perros con longanizas, había barra libre en los bancos y entre PAI y PAI nos entretuvimos con el juego del Monopoly en crear La Nueva Valencia

Tribuna:LA RECUPERACIÓN DEL CAUCE DEL TURIA

Una alcaldesa sin el más leve sonrojo