Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi compra la casa de sus vecinos para no tener ruido

El jugador argentino del Barcelona estuvo a punto de mudarse de Castelldefels, donde reside

Leo Messi y Antonella Rocuzzo, en una gala de la FIFA. GTRES

Leo Messi ya no tiene problemas de ruido por culpa de sus vecinos. La estrella del Barcelona vive en el barrio Las Heras de Castelldefels, cerca de Barcelona, con su esposa y sus dos niños pero estuvo a punto de mudarse hace algún tiempo ya que tenía conflictos con el vecindario que no le permitía disfrutar de la tranquilidad que deseaba. Pero al final  Messi resolvió el asunto comprando la casa de los ruidos. Rakitic, su compañero del Barcelona, lo ha contado en una entrevista  a la publicación croata Novi List. El centrocampista azulgrana está también instalado en Castelldefels. "Con los vecinos no he tenido ningún problema. No como Messi. Tuvo que comprarle su casa a los vecinos porque eran ruidosos y así poder estar solo", ha explicado.

Los medios argentinos anunciaron en Navidad que Messi iba a contraer matrimonio con Antonella Rocuzzo, citado fuentes familiares. La pareja no ha confirmado ni desmentido su paso por el altar, pero cada vez se van conociendo más detalles de su boda. La prensa de ese país sostiene que la fecha prevista es el 24 de junio.

Ya en casa con la familia y unos buenos mates !!!! Los amo 💓💓

Una foto publicada por Leo Messi (@leomessi) el

Messi, de 29 años, y Roccuzzo, de 28, tienen dos hijos: Thiago, de 4 años, y Mateo, de 1. Ambos son novios de toda la vida. El futbolista la conoció cuando tenía menos de 10 años, según cuentan diversas biografías del jugador del Barça. Pero ella nunca ha concedido entrevistas y solo se comunica con el gran público mediante su cuenta de Instagram, con 3,5 millones de seguidores. Messi, también de pocas palabras dentro y fuera del campo, tampoco habla casi nunca de los detalles de su vida familiar.

El futbolista y su pareja hacen una vida muy tranquila en su casa de Castelldefels en la que pasan mucho tiempo con su compañero de equipo Luis Suárez y la familia de este. Haberse instalado en esta localidad barcelonesa, le permite a Messi disfrutar de un cierto anonimato algo que sería impensable en la capital.

Messi tiene un restaurante con sus hermanos en el centro de Barcelona, Bellavista del Jardín del Norte, donde acude en ocasiones con sus compañeros de equipo.