Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“En Madrid a Tino Casal le llamaban maricón y en Londres le escupían”

La exposición Tino Casal: El Arte por Exceso llega al Museo del Traje de Madrid. Hablamos con uno de sus comisarios

El 22 de septiembre de 1991 fallecía Tino Casal en un accidente de coche a las afueras de Madrid. Diez años de carrera que dieron para ver a un personaje como nunca se había disfrutado en el show business español que salía de una gris dictadura. Excesivo y barroco se convirtió en una figura dentro de la Movida Madrileña que iba bastante más allá de la propia Movida. Dada la edad de Tino Casal, que moría a los 41 años cuando otros no pasaban de los 30, el artista fue visto como una especie de padre para otros muchos artistas

Ahora que se han cumplido veinticinco años desde la muerte del cantante se presenta en el Museo del Traje de Madrid la exposición Tino Casal: El arte por el exceso. Pero que nadie se lleve a engaño, a pesar de estar recogida en este faro de guía de la indumentaria la exhibición también recoge trabajos del Casal artista plástico y obras de amigos (Fabio McNamara, Costus o Pablo Pérez Mínguez) que casan con su imagen. Han sido Juan Rodríguez y Rodrigo de la Fuente los encargados de comisariar este proyecto. TENTACIONES ha hablado con el primero de ellos.

"Tino bebía de todas las corrientes y ya en los 80 se comportó como un creador del siglo XXI avanzando la España moderna que tenemos"

“El antecedente de esta exposición y la que queremos emular es la que el Victoria & Albert Museum le dedicó a David Bowie (David Bowie Is, 2013), explotar a la vez todas las partes icónicas de la cultura popular que representaba Tino Casal. El encargo nos llegó a través de Manuel de Gotor quien había organizado una exposición sobre Miguel de Molina” nos cuenta Javier acerca de la génesis de esta muestra. “Sobre Tino Casal está ya todo contado pues ha tenido siempre detrás a fans que han sido muy fieles. Nos gustaría destacar su faceta como artista gráfico, productor y diseñador, que son algo menos conocidas, pues él siempre estaba detrás durante toda la Movida” hace hincapié el comisario.

“Lo que más nos ha motivado ha sido darle la vuelta al concepto frívolo de vestidos barrocos. Tino Casal era un gran artista, era un dandy con un sentido de la imagen muy avanzado” nos cuenta Rodríguez acerca de las motivaciones detrás de esta expo. “Tino bebía de todas las corrientes y ya en los 80 se comportó como un creador del siglo XXI avanzando la España moderna que tenemos. En su país lo llamaban maricón pero es que en Londres los punkis lo escupían porque nadie lo entendía” añade.

Con un despliegue de medios como nunca se había visto en la música española, Tino Casal repetía en contadas ocasiones los trajes que le hicieron conocido en toda España, de ahí que la recopilación de las piezas para la exposición haya sido de todo menos sencilla: “La familia tiene unas 500 piezas. El problema nos llegó porque él era muy desprendido, compraba y regalaba sin parar así que todo el mundo tiene algo”. Piezas icónicas que todos tenemos en la retina como la que llevó en el Festival de Benidorm la ha cedido Paco Clavel: “Y Carlos Vaso, de Azul y Negro, se dejó asesorar y ahora nos ha cedido las fotografías de La edad de los colores cuando los vistió Tino Casal. Ahí fue cuando los picó para ser modernos porque antes eran un poco del montón”.

"La imagen para él no es intrascendente, es obligatoria, y hubiera disfrutado mucho con una cuenta de Instagram"

Pero no sólo se relacionaba a Casal con los grupos que a día de hoy se asocian con la vanguardia, pues también fue el encargado de producir tanto el sonido como la imagen de Obús en sus dos primeros lanzamientos. El heavy metal no supuso ninguna barrera para él que se atrevía con todo como el artista integral que era. “Ahora podríamos identificarlo como un artista global a la altura de Lady Gaga o Miley Cyrus. Casal era muy manierista y forzado, vivía estéticamente y su personaje era también la persona. La imagen para él no es intrascendente y prescindible, es obligatoria, y hubiera disfrutado mucho con una cuenta de Instagram” remata Juan Rodríguez.

 

Tino Casal. El Arte por Exceso estará en el Museo del Traje de Madrid hasta el 19 de febrero de 2017.

Más información