Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tino Casal resucita 25 años después a través del 'crowdfunding'

A raíz del aniversario de la muerte del artista, se ha puesto en marcha un proyecto de la mano de artístas como Moderna de pueblo o Paula Bonet. Te lo contamos

Tudela Veguín es un pequeño pueblo asturiano, situado no muy lejos de las cuencas mineras, conocido por albergar una fábrica de cemento. Allí, entre el gris cemento y el negro carbón, entre la mina y la industria, nació en 1950 un hombre que, como una flor que nace en una grieta del asfalto, iba a traer a la escena cultural española el brillo, la lentejuela, las plumas y las más inverosímiles hombreras. Pero Tino Casal no solo fue un tipo de aspecto extravagante siempre surfeando la última ola de la vanguardia ni un colorido personaje de la Movida, sino también un músico competente de poderosa voz llena de matices y, en su faceta menos conocida, un pintor imaginativo y habilidoso. En 1991, después de alcanzar la fama, murió en un accidente de tráfico a bordo de un Opel Corsa blanco que fue declarado siniestro total. A Tino se le rompió, literalmente, el corazón. La flor que había nacido entre el cemento fue arrancada de cuajo.

[El objetivo es] reivindicar una figura que, a juicio de estos ilustradores, debería estar mucho más presente en el imaginario pop actual

Han pasado 25 años de la muerte de Casal y hay quien quiere seguir recordándole y dándole homenaje. Es el caso de tres ilustradores asturianos (Juan Díaz-Faes, Pixelbox. Lara González y Joe Van Houten) que han puesto en marcha una campaña de crowdfunding (en Verkami) para materializar un libro titulado Oro negro, 25 años sin Tino Casal, que recoge algunos textos y hasta 70 ilustraciones inspiradas en la obra del cantante, concretamente en su nutrido repertorio que incluyó éxitos de corte glam y tecno pop como Eloise, Histeria, Embrujada o Champú de huevo.

En la nómina de ilustradores se encuentra buena parte de la ilustración joven española: Paula Bonet, Moderna de Pueblo, Mauro Entrialgo, Puño, Alfonso Zapico, Ana Galvañ, Boa Mistura, Monteys, Sergio Mora, entre muchos otros, con diseño y tipografía de Iván Castro. Entre el plantel de escritores están Pepe Colubi, Patricia Godes, Paco Clavel, Carlos Jean, Rodrigo Cuevas, Lara González, Igor Paskual, entre otros. Los textos abordarán la figura de la polifacética de Casal desde múltiples puntos de vista: la música y el arte, pero también la moda, la joyería o la peluquería. Con una aportación de 15 euros ya se puede conseguir un ejemplar.

“Sabíamos que Tino tiene sus fans, que había dejado poso, pero nos ha sorprendido la ilusión con que la gente se está uniendo al proyecto que, además, es sin ánimo de lucro”, dice Juan Díaz-Faes, que, también, ha investigado en profundidad la figura de Tino Casal a la hora de embarcarse en el proyecto. “Si escuchas toda su discografía te das cuenta de lo importante de sus aportaciones, muchas de las cuales suenan completamente contemporáneas. Pero además, como ilustradores, estamos interesados en su particular estética, su puesta en escena y también en su valiosa faceta como pintor. Era un hombre con un criterio estético de la hostia”, dice el promotor del proyecto, “lo más inquietante es que no sabemos qué habría llegado a hacer si no hubiese muerto”.

Una de las ilustraciones del libro.

El ánimo de este libro no es quejarse de un hipotéticamente bajo reconocimiento póstumo del artista, sino de reivindicar una figura que, a juicio de estos ilustradores, debería estar mucho más presente en el imaginario pop actual. Además, cuenta, han conocido a una persona muy especial en la carrera del malogrado showman: “Resulta que la abuela de un colega nuestro era quien le cosía las lentejuelas”

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.