Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de farmacéuticos se moviliza contra el “engaño” de la homeopatía

Un grupo pionero de profesionales exige a las autoridades que no la consideren medicamento

Preparados homeopáticos.
Preparados homeopáticos.

Un grupo de farmacéuticos ha dicho basta. La homeopatía es uno de los asuntos más polémicos de su sector: la mayoría de las farmacias acepta sin reparos dispensar estos preparados a pesar de que su efecto no va más allá del placebo. Hasta ahora, apenas algunos irredentos habían plantado cara, negándose a vender estos productos. En los últimos días, se han juntado como si se tratara de la aldea gala que resiste a la invasión de la homeopatía para exigirle a las autoridades que dejen de avalar como medicamento a esta pseudoterapia.

Demandan "que la homeopatía no sea avalada por ninguna organización científica, gubernamental, universitaria ni farmacéutica"

Este colectivo, que se ha movilizado a través de las redes sociales con el nombre de Farmaciencia, hace pública hoy (Día Internacional del Farmacéutico) una carta abierta en la que exigen a las autoridades "que intervengan y demanden que la homeopatía no sea avalada por ninguna organización científica, gubernamental, universitaria ni profesional farmacéutica". La carta va dirigida al Ministerio de Sanidad, al presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, los decanos de las facultades de Farmacia, el presidente de la Academia Nacional de Farmacia y a los presidentes de las sociedades científicas farmacéuticas.

"Los motivos que nos llevan a expresar esta petición son de índole científica, técnica, ética y profesional", aseguran los firmantes. Y continúan: "Mucha gente cree hoy en día que la homeopatía es una terapia válida y sus productos reciben el nombre de medicamentos sin que exista ningún aval científico que así lo demuestre, permitiéndose la comercialización de productos con indicación terapéutica que incumplen toda la legislación y normativa sanitarias y a la que están sometidos los verdaderos medicamentos". 

Piden que no sea considerado medicamento "porque la homeopatía no es ciencia ni ha curado a nadie de nada en más de 200 años"

El texto critica que la homeopatía esté logrando imagen científica gracias a las autoridades, que las registran como medicamento aunque no esté indicado para nada, y a las sociedades que la incluyen en sus guías clínicas. Y a las facultades que le dan espacio en sus centros y planes de estudios, "dañando la imagen de la universidad y la profesión al incluir la homeopatía con el resto de los tratamientos científicos, sin ninguna evidencia que la respalde". "Porque la homeopatía no es ciencia ni ha curado a nadie de nada en más de 200 años", zanjan.

Por último, apelan a la profesión farmacéutica para que no permita que el "engaño" esté presente en oficinas ni servicios de farmacia, "donde se le da un indebido amparo científico". "Todo esto sin olvidar el peligro que conlleva para los pacientes el reemplazo o abandono de terapias que sí han demostrado su efectividad". Consultada por Materia, una portavoz del colectivo asegura que aspiran a "hacer ruido" para fomentar espíritu crítico en una profesión en la que hay mucha división con este asunto. "La iniciativa tiene buena acogida entre los profesionales con espíritu sanitario pero no entre la gente que lo ve como un ataque a su negocio, porque aunque la homeopatía no sirve deja un buen margen de beneficio", aseguran desde Farmaciencia.

Aunque no están indicados para combatir ninguna enfermedad ni dolencia concreta, los preparados homeopáticos se pueden vender legalmente como medicamentos en las farmacias. Todo a pesar de que el propio Ministerio de Sanidad concluyó en un informe que no tiene efecto probado para ningún tratamiento más allá del efecto placebo, esto es, un trampantojo psicológico.

Estos preparados están en plena controversia después de que la Universidad de Barcelona fulminara su máster de homeopatía por "falta de base científica" y de que el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, advirtiera de que les un proceso "ilusorio y engañoso" que no cuenta con "ningún tipo de evidencia científica", por lo que ha no pertenece al campo de la medicina sino "al mundo de las creencias".

Más información