Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La nueva Naomi Campbell

Tras seguir una terapia, la rebelde modelo asegura vivir una etapa más tranquila en la que se plantea incluso ser madre

Naomi Campbell, en la fiesta de 'Vanity Fair' tras los pasados Oscar.

En el olimpo de las supermodelos a cada una se le atribuyó una particularidad. Kate Moss es la fiestera, Christy Turlington, la zen, Claudia Schiffer, la distante y Cindy Crawford, la deportista. Naomi Campbell es, sin duda, la irascible, una reputación que la londinense se ha ganado a pulso. Lanzó teléfonos móviles tanto a su ayudante como a su empleada del hogar, y escupió y pateó a policías del aeropuerto de Heathrow (Londres) en el transcurso de una bronca por haber perdido su equipaje. Más recientemente, de vacaciones en Italia con su ex Vladímir Doronin, golpeó con el bolso a un fotógrafo que los seguía. La maniquí ha sido condenada por esos cuatro asaltos, lo que no se tradujo en un convincente acto de contrición personal de Campbell, que durante el cumplimiento de su condena a realizar labores comunitarias en Nueva York se presentó a limpiar vestida de Dolce & Gabbana. Su carrera profesional, sin embargo no se ha visto afectada, más bien al contrario. La agencia de modelos Elite la despidió en 1993 por su comportamiento violento para volver a contratarla seis meses después, y su concurso televisivo para modelos novatas, The Face, vendía sus arrebatos de cólera como principal gancho. Campbell se ha mantenido la cumbre durante tres décadas, procurándose una fortuna de unos 43 millones de euros.

Naomi Campbell, vestida de Dolce & Gabbana al finalizar su último día de trabajos comunitarios en 2007.

Genio y figura, nada ni nadie había logrado ablandar su carácter. Hasta ahora. A sus 45 años jura que ha dejado atrás rabietas y exabruptos. Según explica en una entrevista con The Times vive más tranquila gracias a la terapia personal que ha seguido desde que ingresó en un programa de rehabilitación en 1999 por adicción al alcohol y la cocaína. “Estaba aprendiendo cómo vivir frente al resto del mundo", confiesa durante la entrevista “He cometido grandes errores y me he disculpado. No puedo castigarme por ello, pero no lo olvido. Espero que haya sido perdonada de la misma manera que yo lo he hecho”.

Monday night vibes 👊🏿👊🏿👊🏿 #fashion @mertalas @macpiggott ❤️

Una foto publicada por Naomi Campbell (@iamnaomicampbell) el

La top cree que su inestabilidad tiene que ver con el hecho de que no conociese a su padre biológico y que su madre la dejara a cargo de su abuela mientras trabajaba en el extranjero. Su complicada crianza no ha disminuido su deseo de ser madre. La cuestión, según ella, es cómo. La modelo, que ha sido relacionada con Eric Clapton, Robert De Niro, Sylvester Stallone, Adam Clayton de U2, Joaquín Cortés y Flavio Briatore, no tiene pareja de momento y ha desmentido que se esté viendo con el actor británico Idris Elba. "Todo el mundo me dice que sería una buena madre y siempre me lo he planteado. Lo haré cuando esté preparada. No sigo el ritmo de nadie, solo el mío”, reconoce en la entrevista.

En abril saldrá a la luz una biografía fotográfica de la modelo publicada por Taschen con uno de sus desnudos en la portada. Nombrada simplemente Naomi Campbell, se trata de una edición para coleccionistas, que se pondrá a la venta por 1.600 euros. Su primer libro, la novela biográfica Swan (Cisne), fue blanco de mofas y críticas.