Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Es boxeador, es 'stripper', es actor... y es el nuevo primer ministro de Canadá

Se pelea en un 'ring', salió en una serie, hizo 'strip tease', fumó porros, levanta suspiros por su atractivo... El jefe del gobierno canadiense, Justin Trudeau, es una caja de sorpresas

Justin Trudeau en la gala benéfica 'Fight for the Cure', en la se enfrentó a Patrick Brazeau, del partido conservador, en Canadá en el año 2012. Foto: Twitter.

Cuando el pasado mayo Albert Rivera defendía a los políticos de nuevo cuño, seguramente no pensaba en el concepto de “nuevo cuño” que tienen en Canadá. Justin Trudeau (Ottawa, 43 años), el flamante primer ministro de aquel país, es un tipo más que atractivo, con un cuerpo bien esculpido que ha paseado en veladas de boxeo y algún strip tease, y un álbum de fotos que ya está rulando por Internet y levantando suspiros a su paso.

Carátula del documental 'God save Justin Trudeau'.

Olvídate de las instantáneas a pecho descubierto de Putin, de la primera imagen promocional al desnudo del propio Rivera, de Pedro Sánchez, de Varufakis y de los guaperas del PP vasco. En lo que a imagen se refiere, Justin Trudeau, con una belleza a medio camino entre Matthew McConaughey y el príncipe de La sirenita, es el líder más atractivo de la política mundial. Pero no solo su fachada es llamativa: de su historia familiar a sus excéntricas apariciones en televisión, todo indica que estamos ante un político fuera de lo común.

Fue ‘campeón’ de boxeo
En 2012, Justin Trudeau se lió a mamporros con Patrick Brazeau, del partido conservador. No es que en Canadá se arreglen así las cosas: era simplemente un combate benéfico. Trudeau, como era de esperar por sus genes de triunfador, venció a Brazeau en tres asaltos; dejó la nariz de su rival como un tomate, a pesar de que las apuestas eran favorables a este último. (Aquí se puede ver el combate completo). Brazeau le pidió la revancha, pero Justin, inteligente, contestó que no era boxeador, sino político. La experiencia fue recogida en el documental God saves Justin Trudeau (Dios salve a Justin Trudeau).

Hizo un 'stip tease'
No hay que empujarle mucho para que se quite la ropa. Después de la velada pugilística, y también por motivos benéficos (país admirable, Canadá, en lo que a variedad de iniciativas benéficas se refiere), en 2013 accedió a realizar un strip tease.

En realidad, como puede comprobarse en el vídeo completo, solo se despojó de la corbata, la americana y la camisa… Y aun así, los aullidos de las espectadoras femeninas, que iban soltando pasta a medida que él se desvestía, son claramente perceptibles.

Genes premonitorios

Un improbable libro en el que aparecen varias referencias a los padres de Justin (Pierre Trudeau y su esposa Margaret) son las memorias de Ron Wood, guitarrista de los Rolling Stones. Como máximas estrellas del espectáculo, los Stones se codearon con mandamases de todo el mundo. A Pierre, el músico lo define como “un playboy rico y apuesto que salía con modelos y estrellas de cine”. Pierre tenía 51 años cuando se casó con Margaret, de 22.

Con su mujer, Sophie Gregoire, viendo los resultados de las elecciones en un pantalla. Cordon

Al paso de la gira de los Stones por Canadá en 1977, la joven primera dama se hizo inseparable del grupo, para algunos demasiado inseparable. Los rumores de que tuvo un rollo con Mick Jagger son históricos, aunque, al parecer, también se hizo íntima de Ron Wood. “Ambos sabíamos que aquello no podía tener futuro, pero compartimos algo muy especial”, escribe el guitarrista.

Liberal, como su padre

Un usuario de Twitter compara el físico de Putin con el de Trudeau. No hay color.

Justin es hijo de uno de los grandes personajes canadienses del siglo XX, el primer ministro Pierre Trudeau. Lideró el país nada menos que de 1969 a 1984, exceptuando unos meses de gobierno conservador en 1979, relegado a la oposición. Con avanzadas leyes sobre el aborto, el divorcio y la homosexualidad, es el responsable de la imagen de modernidad que desde entonces exhibe su país. En 1969 recibió a John Lennon y Yoko Ono, y a la salida esta dijo: “[Trudeau] es una bellísima persona, más de lo que esperábamos”. Tras el descalabro del Partido Liberal en 2011 —pasó a ser la tercera fuerza política—, su hijo Justin tomó las riendas y ahora los liberales lo petan de nuevo.

Directo con las mujeres
… o por lo menos con la que se casó. “En la primera cita me miró a los ojos y me dijo: ‘He estado esperándote 31 años. Vas a casarte conmigo. Vamos a formar una familia”, relató Sophie Grégoire, 40 años, en una entrevista a Women on the Fence. Se conocían de niños, ya que ella era compañera de clase del hermano de Justin, Michel, fallecido años después en una avalancha de nieve mientras esquiaba.

Tras perder el contacto, volvieron a cruzarse en 2003, en un baile benéfico, y se casaron en 2005. Ella ha trabajado como reportera de televisión (primero en el canal LCN, más tarde en CTV) hasta 2010; también ejerció de personal shopper (persona que ayuda a clientes a comprar ropa, decorar la casa, etc) e instructora de yoga. Tienen tres hijos, de 8, 6 y un año.

Besó a un presentador en TV
¿Recuerdas cuando Pedro Sánchez llamó por teléfono a Jorge Javier Vázquez en directo en Sálvame? Bah, Justin habría ido al plató y le habría plantado un beso. De hecho es que lo hizo con el presentador y cómico canadiense Dany Turcotte (una de las celebrities gay más famosas de Canadá), cuando en 2012 acudió como invitado a su programa de entrevistas. ¿Chico sensible o experto en redes sociales que sabe buscar en cada momento una imagen llamativa? En otro programa protagonizó un sketch en el que caía rodando por unas escaleras.

Lleva un cuervo tatuado
Posiblemente muchos políticos, incluso españoles, llevan tatuajes, pero se cuidan de enseñarlos. Justin, en cambio, presume de su porción de piel tatuada y la luce con orgullo (para chasco, dada su afición a lucir palmito).

Cuando tenía 23 años se grabó un globo terráqueo en el hombro izquierdo, diseño que completó al cumplir los 40 añadiéndole alrededor un cuervo de los haida, indígenas de la Columbia Británica. Eso sí, ya ha dicho que en el futuro no habrá más tinta; tendencia incompatible, al parecer, con ser primer ministro.

Defiende la legalización de la marihuana
Es uno de los asuntos que más debate ha generado en Canadá. “El Partido Liberal está comprometido con la legalización y la regulación de la marihuana, cosa que haremos inmediatamente”, ha declarado Trudeau. En una entrevista al Huffington Post reconoció haber fumado porros siendo ya miembro del parlamento. “Estábamos en casa, en una cena con amigos, y los niños estaban en casa de su abuela, y uno de nuestros amigos lió un canuto y lo pasó. Le dí una calada”. No es fumador habitual: admite haberlo probado cinco o seis veces en su vida.

Y actuó en una serie
Enfundado en un uniforme militar y con un ridículo bigotito, millones de espectadores pudieron verlo en la serie The Great War (La gran guerra) encarnando al general Talbot Papineau, uno de los héroes canadienses de la I Guerra Mundial. (En este trailer aparece en el 1:17). Por todos es sabido que los políticos tienen dotes interpretativas… pero Justin Trudeau lo ha sido de verdad. No cabe duda de que se atreve con todo. ¿Hay algo que le falte por hacer al político de moda?

Más información