Enrique Iglesias sufre un accidente con un dron en un concierto

El cantante español se hace varios cortes en la mano durante un concierto en Tijuana

El accidente de Enrique Iglesias. REUTERS LIVE

El cantante español Enrique Iglesias se recupera en Los Ángeles (Estados Unidos) de un accidente sufrido el sábado en Tijuana (México) cuando se hizo un corte en varios dedos de la mano derecha con un dron que agarró durante uno de sus conciertos. El incidente tuvo lugar en la plaza de toros de Playas, en Tijuana, donde Iglesias, 40 años, estaba ofreciendo uno de sus conciertos parte de la gira mundial Sex & Love delante de una audiencia de 12.000 personas.

Como ya había hecho en otras ocasiones el hijo de Julio Iglesias intentó agarrar uno de los objetos voladores no tripulados manejados por control remoto y dotados de una cámara con la que poder ofrecer tomas a menor distancia y ya habituales en la producción de conciertos. Iglesias quería ofrecer a su público una visión de lo que él estaba viendo desde el escenario pero al intentar coger el dron, el intérprete se hizo un corte en varios dedos de la mano derecha.

El cantante comenzó a sangrar profusamente y recibió asistencia inmediata entre bambalinas para detener la hemorragia. Pero a pesar de las advertencias de que era mejor cancelar la actuación para ser trasladado a un hospital y recibir los cuidados necesarios Iglesias se negó a abandonar a sus fans y continuó cantando por otra media hora con su habitual camiseta blanca manchada de sangre.

Según indicó su representante, Joe Bonilla, Iglesias dio grandes muestras de profesionalidad pese a la hemorragia. “¡Una muestra más de su profesionalismo! El espectáculo debe de continuar”, indicó en su cuenta de Twitter donde acompañó su misiva con un corazón como el que el cantante intentó dibujar a sus fans con su sangre en su camiseta. Añadiendo numerosas fotos del incidente Bonilla agregó en la misma cuenta que “a pesar del accidente”, el intérprete “dio cátedra de profesionalismo y terminó con sangre y sudor”. El comunicado oficial indica que “algo funcionó mal” durante el concierto cuando el cantante intentó agarrar el dron utilizado para las tomas del público y con el que Iglesias quiso mostrar “su punto de vista” mientras cantaba.

Nada más acabado el concierto fue llevado al aeropuerto en ambulancia y trasladado a Los Ángeles donde está siendo visto por un especialista, indicaron las mismas fuentes. Según indica su página web, su próximo concierto está programado para el 3 de julio en Ciudad de México. En esta misma página el “equipo Enrique” da las gracias a todos aquellos que han mostrado interés en la salud del cantante. Enrique está recibiendo la ayuda que necesita y confiamos en su total recuperación”, añade la página oficial.

Más información