COLUMNA

La ciencia

La investigación en España está al borde de la quiebra más absoluta

No se puede decir que España sea un país con vocación científica. Somos ricos en artistas plásticos y escritores, en artes temperamentales e imaginativas. Pero lo de cultivar rigurosamente el intelecto no se nos da bien: pensadores pocos, y científicos poquísimos. Y a los que hay, cantazo en la cabeza y al extranjero. En 2012 la fundación BBVA publicó un estudio sobre el conocimiento científico que comparaba a 11 países, 10 europeos, entre ellos España, y Estados Unidos. Quedamos los últimos, por supuesto. Un bochornoso 46% de los españoles no supieron nombrar a un solo científico. Vamos, es que no atinaron ni con Einstein. Nuestra sociedad arrastra un miedo cerril a la ciencia que es producto de la ignorancia. De hecho, durante años los intelectuales españoles han hecho gala de su acientifismo, como si fuera un orgullo no tener ni idea de lo que es la entropía. ¡Pero si hasta Unamuno soltó esa frase lamentable del “que inventen ellos”!

Pues bien, sobre esos polvos estamos preparando ahora los lodos de un desastre científico definitivo del que ya no podremos recuperarnos jamás. Hasta que empezó la crisis, nos creíamos una sociedad moderna y rica e incluso la ciencia empezaba a levantar un poquito la cabeza, aunque nuestro presupuesto en I+D seguía a años luz de la media europea. Pero, desde 2009, esa miseria presupuestaria se ha recortado un 40%. Más aún: el dinero que finalmente han recibido los científicos ¡ha sido menor que el presupuestado! La investigación en España está al borde de la quiebra más absoluta. Y todo esto ante cierta indiferencia general. O sea, no nos movilizamos por este tema como (con razón) por la sanidad pública. Y, sin embargo, perder esta oportunidad de tomar el tren de la ciencia hundirá nuestro futuro durante muchas décadas. Qué responsabilidad ante nuestros hijos.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Muere Muriel Casals, referente del independentismo

EFE Barcelona

La expresidenta de Òmnium Cultural estaba ingresada tras ser atropellada por una bicicleta

Fervor disperso en la Basílica de Guadalupe

En la visita más importante en la gira del Papa, el número de asistentes fue menor de lo esperado

Couple, el WhatsApp de los enamorados cambia de manos

R. J. C. San Francisco

Life 360 compra la aplicación en la que invirtió Ashton Kutcher

EL PAÍS RECOMIENDA

La felicidad de trabajar de ocho a tres

Una gran empresa que ha instaurado la jornada intensiva constata su éxito

“Se creó una tormenta en la que se podría ir en el tiempo”

Kip Thorne es el padre del experimento que captó la primera onda gravitacional

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana