Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Vegetarianismo, una opción

Hay que reducir el consumo de carne roja sin llegar al vegetarianismo”, este titular (EL PAÍS, 7 de marzo) llama mi atención. Leo el artículo y las palabras del doctor Carlos Alberto González, pero no encuentro ningún argumento que sustente esta afirmación.

¿Por qué no podemos llegar a planteamientos vegetarianos? Una dieta vegetariana no solo es “saludable, nutricionalmente adecuada y beneficiosa en la prevención y tratamiento de determinadas enfermedades”, de acuerdo con la Asociación Americana de Dietética, sino que, según Naciones Unidas, es la única estrategia para evitar el hambre que hoy afecta a más de 850 millones de seres humanos. La producción de carne es simplemente ineficiente, ya que el ganado consume muchas más proteínas de lo que su carne rinde; y además es uno de los factores más importantes que contribuyen a la deforestación y al cambio climático.

Eso sin mencionar los billones de vacas, cerdos, pollos, patos y otros animales, criaturas que sienten y que cada año son hacinadas en condiciones penosas antes de ser sacrificadas, condiciones que serían consideradas delito si se aplicaran a nuestros animales de compañía.

Después de todas estas razones, ¿no es el vegetarianismo, al menos, una opción para plantearse?— Miriam Martínez Biarge.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.