EL ACENTO

Alumnos de menú y de tartera

Que los alumnos lleven al colegio comida de casa merece propuestas mejor pensadas

MARCOS BALFAGÓN

Además de arrastrar las pesadas carteras con los libros y el material escolar, los alumnos de algunas comunidades tendrán la posibilidad de añadir a esa impedimenta la tartera con la comida nuestra de cada día. Se lo han planteado Madrid y Valencia, pero el anuncio más concreto viene de Cataluña. Aprovechando la presentación de la guía Alimentación saludable en la etapa escolar, la Consejería de Educación difundió la nueva de que las familias podrán ahorrarse el 50% de lo que cuesta almorzar de menú en el colegio, que tiene como tope 6,20 euros por comida, si los alumnos se la traen de casa. De ahí la deducción de que será preciso pagar tres euros por tartera y día para costear vigilantes, neveras, microondas, limpieza, electricidad...

Rápidamente se ha armado la polémica: ¿cómo? ¿los niños traerán la comida de casa y encima habrá que pagar por ello? Una idea se convierte en objeto de chanzas y críticas antes de que haya habido tiempo de considerar si es buena o directamente rechazable. Llueven los comentarios sobre la iniciativa de Cataluña por avanzar algunos criterios, mientras sus homólogos de Madrid y Valencia se mantienen a resguardo o se remiten a lo que decida “cada colegio”.

Por mucho paro que haya en este país, la organización escolar ya no puede establecerse en función de que en cada hogar haya al menos un adulto disponible para preparar las comidas de los niños, empaquetarlas adecuadamente y, si se tercia, participar en turnos de vigilancia y limpieza de las instalaciones donde se consuma, como método para ahorrarse el pago de personal. No es improbable que bocadillos y chucherías sustituyan total o parcialmente a la comida cocinada. También es muy discutible introducir entre los alumnos la diferencia social entre los “de menú” y los “de tartera” o bocadillo. Y a ello hay que añadir la discusión del precio: ¿tres euros diarios no es demasiado?

Para lanzar propuestas como estas hay que estudiarlas antes a fondo. Personas tan principales como las autoridades hablan de recortes de gastos y aumentos de ingresos sin descender a los detalles, olvidando que, como es frecuente, precisamente el diablo está en los detalles.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

España es el tercer país que más inversión pide al ‘Fondo Juncker’

Bruselas identifica 60 proyectos en suelo español, la mitad en redes de transporte

Vicky Peña: “Hay que pasar página, pero antes hay que leerla”

La actriz interpreta ‘El largo viaje del día hacia la noche’, sobre la felicidad y el fracaso

IMPRESCINDIBLES

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La paz: cerca de La Habana, lejos de Bogotá

La política es más necesaria que nunca para llevar a buen término las negociaciones entre el Gobierno y las FARC. Su éxito significará no solo el fin de una larga guerra, sino una esperanza para todo el mundo

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana