THE WASHINGTON POST

Libia, hacia la democracia

Libia parece dar dos pasos adelante hacia la democracia cada vez que da un paso atrás

La afirmación de que el derrocamiento de Muamar el Gadafi resultó en poco más que caos en Libia se vio reforzada el lunes cuando unos tiradores tomaron el aeropuerto internacional de Tripoli durante unas horas, realizaron algunos disparos y mantuvieron en tierra a los aviones internacionales que recientemente han empezado al llegar. Menos información se dió de la continuación: la trifulca acabó en unas horas sin heridos y el aeropuerto volvió a funcionar el martes. Así es Libia: un pais inundado de milicias y armas, y que carece casi por completo de instituciones, pero que a pesar de ello parece dar dos pasos adelante hacia la democracia cada vez que da un paso atrás.

Entre los pasos adelante recientes: El Gobierno provisional ha censado al 90% de los votantes elegibles para lo que serán las primeras elecciones en 60 años; 47% de los registrados son mujeres (...)

Ya se han celebrado elecciones muncipales en las ciudades de Bengasi y Misrata. En esas grandes urbes, la policía y el ejército regular mantienen el orden y la vida cotidiana ha regresado prácticamente a la normalidad. (...) La producción de petróleo ha alcanzado el 90% del nivel de antes de la guerra (...)

Quedan muchos peligros. Las milicias controlan partes del país (...) Cuanto antes celebre Libia elecciones, antes tendrá autoridades legítimas con la legitimidad suficiente para ampliar el control del Estado, desmantelar las milicias y proporcionar suficiente seguridad para atraer la inversión extranjera.

Washington, 8 de junio de 2012

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

¿Qué dicen las cuentas territorializadas?

Dos tercios de los saldos fiscales regionales se deben simplemente a que en los territorios más ricos se pagan más impuestos que en los pobres. Solo en el otro tercio hay indicios preocupantes, pero de magnitud modesta

la cuarta página

Cómo mudar de príncipe a rey

Felipe VI recibe la herencia de un país políticamente desconcertado, a menudo intranquilo respecto a su futuro. La Corona tiene una responsabilidad simbólica que es trasgeneracional e interterritorial

La nueva guerra de los treinta años

No se puede aspirar a resolver la situación de Oriente Próximo, sino a gestionarla

El 'fracking' o la sordera hacia la ciencia

Politizar la investigación de los recursos estratégicos no beneficia a nadie

La France

Necesitamos a Francia en el corazón de la UE para llegar a la integración necesaria

Gobernar desde la desconfianza

La reforma de los colegios profesionales se ha hecho sin debate y atropelladamente

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana