COLUMNA

Froilanear

En este país abandonamos a su suerte a los lorquinos mientras se aprueba, por ejemplo, un plan tan delirante como el de dar clases de caza en los colegios públicos a los niños entre 7 y 12 años

El próximo viernes se cumplirá un año del terremoto de Lorca. Recuerdo la emoción y la conmoción que nos embargó a todos con la catástrofe; la solidaridad, las grandilocuentes promesas de reconstrucción de los políticos. Hoy me escribe José Alberto Lario, portavoz de la Asamblea de Vecinos Afectados por el Seísmo. Y me habla desde el olvido y el abandono: “Aún hay 7.000 personas desplazadas de sus hogares; han demolido 1.200 viviendas y 160 edificios siguen en estado de indefinición, sin saberse si los tirarán. Dos Institutos de Enseñanza Secundaria y un centro sanitario están derruidos sin que haya un proyecto real de reconstrucción, de modo que hay cerca de 1.200 alumnos desplazados y un tercio de la comunidad recibe asistencia sanitaria fuera de su centro habitual. Un 30% de los comercios no han vuelto a abrir sus puertas y la población, en suma, vive una situación agónica porque ha tenido que hacer frente desde el primer momento a todos los gastos, soportando el abandono institucional y el acoso de las entidades financieras, que han demostrado una falta de sensibilidad rayana en el insulto”. Que quede dicho esto para compensar el trompeteo triunfal que quizá se organice en torno al aniversario.

Y sí, ya sé que son tiempos malos y que los presupuestos no son de chicle. Pero no entiendo que en este país en el que abandonamos a su suerte a los lorquinos se pacte, por ejemplo, un convenio tan delirante como el de la Junta de Castilla y León, que piensa destinar 303.000 euros para, entre otras cosas, dar clases de caza en los colegios públicos a los niños entre 7 y 12 años de edad. Eso, eso, enseñémosles a pegarse tiros en los pies, que es una cosa muy fina. Froilanear: nuevo término para definir el olvido de los problemas reales y la toma de medidas políticas disparatadas, retrógradas, despilfarradoras y ridículas.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana