Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los médicos deberán recetar por principio activo y no por marca comercial

Un decreto ley acordado con las comunidades quiere ahorrar otros 2.400 millones a costa de la farmacia.- Impondrá una rebaja del 15% del precio de los medicamentos que lleven más de 10 años en el mercado, aunque no haya genérico

Otros 2.400 millones para las maltrechas arcas de las consejerías de Salud. Es el objetivo de ahorro de las medidas que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS, la reunión entre el ministerio y los representantes autonómicos) aprobó este mediodía. Según explicó después de la larga reunión (unas cuatro horas) la ministra de Sanidad, Leire Pajín, este ahorro se conseguirá, sobre todo, con la obligación de que los médicos receten por principio activo (el nombre de la molécula que prescriben), en lugar de hacerlo con el nombre comercial (por ejemplo, recetando omeprazol en vez de Losec). Al hacerlo así, los farmacéuticos están obligados a dar el omeprazol más barato. Esta medida supondrá un ahorro de unos 2.000 millones anuales, según los cálculos de Sanidad.

Además, Pajín anunció que se modificará el sistema de precios de referencia para que entre en vigor de manera automática cuando un producto pierda la patente y haya genérico, y que la rebaja consiguiente en el producto de marca deberá hacerse de golpe, y no en un año como hasta ahora.

También se decretará una rebaja del 15% del precio de los medicamentos que lleven más de 10 años en el mercado, aunque no haya genérico. De estas iniciativas saldrán los otros 400 millones de ahorro.

Esta medida, además, soluciona el conflicto que había entre la Xunta gallega y el Ministerio de Sanidad, ya que va más allá que el catálogo de medicamentos para los que había que dispensar siempre el más barato que había elaborado Galicia, ya que ahora ese criterio se deberá aplicar a todos los productos. Aunque Pajín no lo dijo, fue el consejero de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, quien aclaró que para imponer esta medida -que los médicos apoyan, según Pajín- deberá desarrollarse mediante un decreto-ley.